Menú Buscar
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu / EUROPA PRESS

Banco Sabadell ganó 768 millones en 2019, un 134% más tras el saneamiento de TSB

La entidad presidida por Josep Oliu se beneficia de la evolución positiva de la filial británica y de la plusvalía generada por la venta de Solvia

3 min

El Banco Sabadell cerró 2019 con un beneficio de 768 millones de euros, un 134% más que el año anterior. La entidad deja atrás la caída que experimentó en 2018 a consecuencia de los costes extraordinarios en su filial británica TSB y destaca el saneamiento de activos problemáticos. El consejo de administración ha aprobado el reparto de un dividendo complementario en efectivo de 0,02 euros por acción, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Excluido el resultado de TSB, el beneficio neto atribuido del Sabadell fue de 813 millones, lo que supone un incremento del 43,1% con respecto a 2018. Asimismo, la entidad ha destacado que los ingresos del negocio bancario --intereses y comisiones-- aumentaron un 1% en tasa interanual en un entorno de tipos negativos.

Reducción de provisiones

La entidad presidida por Josep Oliu tuvo que hacer frente en las cuentas de 2018 al agujero de 637,1 millones de TSB, derivado de los problemas en la migración de la plataforma tecnológica a la de Sabadell. De hecho, si se descuenta ese ejercicio, las cuentas de 2019 retoman la senda marcada en 2017, cuando el beneficio quedó en 717 millones.

Uno de los factores que explican la mejora del beneficio se encuentra en la educción de las aportaciones destinadas a provisiones y deterioros durante el año pasado. La partida se redujo un 29%, hasta los 938 millones --865 destinados al negocio en España--, frente a los 1.320 millones de 2018.

Confianza en TSB

A pesar del "dineral” que supuso la migración de TSB, como reconoció el propio Oliu, tanto él como el consejero delegado del Sabadell, Jaume Guardiola, han manifestado su oposición a desprenderse de la filial. De hecho, el propio Guardiola aseguraba que será "un elemento de tracción de los beneficios en 2020".

El banco logró en 2019 ahondar en la captación de empresas y particulares con 418.228 nuevas altas, mientras que logró reducir los costes en un 1,8%, hasta los 3.213 millones.

Salida de activos improductivos

Por otro lado, Banco Sabadell logró a lo largo de 2019 desprenderse de activos improductivos por valor de 8.200 millones. Entre ellos su promotora Solvia Desarrollos Inmobiliarios tras alcanzar un acuerdo el pasado agosto con el fondo Oaktree Capital Management por 882 millones, que le ha reportado una plusvalía de 138 millones. De este modo, la ratio de activos problemáticos queda en el 1,7%.

En este contexto, el consejo de administración ha acordado el reparto de un dividendo complementario de 0,02 euros por acción con cargo a las que cuentas de 2019, que suponen un total de 0,04 por título.