Menú Buscar
El logo de TSB, la filial británica de Sabadell, en una de sus oficinas / EUROPA PRESS

Sabadell cerrará 82 oficinas de su filial británica TSB

La entidad apuesta por reforzar las 'flagship store' en la presentación del nuevo plan estratégico de su negocio en Reino Unido, que debe aportar 163,3 millones de euros de beneficios en 2022

4 min

La filial británica de Banco Sabadell, TSB, ha anunciado el cierre de 82 oficinas en 2020, cifra que implica prescindir del 15% de su red actual. Este ajuste forma parte del plan estratégico (2019-2022) para el próximo trienio que ha sido presentado este lunes en Londres, la hoja de ruta que tiene como principal objetivo "mejorar la rentabilidad y la eficiencia", tal y como indica la entidad.

Justifica la reestructuración de la red para "adaptarse a la realidad del mercado actual". Supondrá un impacto de 210 millones de euros para TSB, que también indica que se ha llegado a esta cifra porque el grupo cuenta con más del doble de oficinas por cada 10.000 clientes que la media sector en Reino Unido.

Nuevas oficinas 'flagship'

Tras realizar una "revisión y análisis minucioso" del número de ofcinas y su distribución geográfica, la filial del Sabadell se quedará con 458 sucursales en lugar de 540, aunque también priorizará las nuevas flagship. 

La entidad dirigida por Debbie Crosbie inaugurará en ese país oficinas que deberán ser buques insignias en localizaciones estratégicas para el banco. De forma paralela, destinará unos 152 millones de euros en transformar sus canales digitales y automatizar el grueso de las herramientas que estarán a disposición de los clientes en la red de TSB.

Debbie Crosbie
La directora de TSB, Debbie Crosbie / TSB

163 millones de beneficios

El nuevo plan estratégico tiene como reto económico llegar a unos beneficios de entre 152 y 163 millones de euros al final del periodo. Con estos niveles, la filial del Sabadell conseguiría una rentabilidad financiera (ROE) del 5% con los costes de reestructuración. Cuestión no menor, ya que la integración de la filial británica al grupo generó un agujero de 80 millones de euros y lastró los resultados del grupo financiero por los problemas informáticos que conllevó. El presidente, Josep Oliu, y el consejero delegado, Jaume Guardiola, llegaron a renunciar al bonus de 2018 ante la crisis

Con todo, ya el pasado abril se dejó claro que TSB iba a ganar dinero y pronto. La previsión que se mantiene es que en 2020 la entidad obtenga impactos positivos del negocio británico

Más crédito y ahorro

Otras de las magnitudes que se incluyen en el plan estratégico es el reto de incrementar y diversificar la cartera crediticia de la filial. Se estima que subirá un 5% neto anual en los próximos tres años. 

Por otro lado, los ahorros de costes está previsto que alcancen unos 117 millones de euros tras absorber los impactos de la amortización de inversiones. Esta cifra implicar´a mejorar su ratio de eficiencia en 15 puntos porcentuales. 

Incrementar la competitividad 

“La nueva estrategia establece un programa de transformación para simplificar la estructura", señala Crosbie en un comunicado. Según su punto de vista, esto les deberá permitir "competir de forma eficaz y fortalecer las relaciones con sus clientes”.

Asegura que es un "punto de partida" para generar una "marca de confiaza, una plataforma tecnológica moderna y una amplia presencia a nivel internacional". Este también será uno de los retos de TSB hasta 2022, mejorar su presencia en el exterior para conseguir ser una entidad más competitiva.