Menú Buscar
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola (i), y su homólogo en Caixabank, Gonzalo Gortázar (d) / CG

Banco Sabadell y Caixabank cierran el trimestre con la mejor rentabilidad por cliente

La oleada de resultados del sector financiero sitúa a las dos entidades originarias de Cataluña como las que tienen mejores ratios

01.05.2019 13:27 h.
5 min

Banco Sabadell y Caixabank son las dos entidades del país que han conseguido cerrar el primer trimestre del ejercicio con la mejor rentabilidad por cliente. Han sido capaces de cobrar más por el crédito otorgado y pagar menos por los depósitos que captan, el diferencial que se mide en esta ratio.

Obtener buenas cifras en este sentido es básico en un entorno en el que los tipos bajos han deprimido los resultados del negocio bancario tradicional en el que no se esperan cambios significativos a medio plazo. El grupo dirigido por Jaume Guardiola mostró una ratio del 2,70%, por debajo del 2,8% que habían obtenido en el mismo periodo del año anterior pero que aún les sitúa en la cabeza de la plaza financiera española.

Caixabank, a su vez, mejoró las cifras que presentó en 2018. En ese ejercicio comunicó una rentabilidad por cliente del 2,2% que se ha ampliado hasta el 2,24% en marzo.

Resto de entidades del país

Bankinter reportó una ratio del 1,98%, mejora respecto al 1,94% que había obtenido 12 meses atrás, pero aún está por delante del 1,96% que consiguió el BBVA (1,94% en 2018), y el 1,92% que ha logrado Banco Santander España. Esta cifra implica que la entidad presidida por Ana Botín ha logrado mejorar su situación de forma significativa hace un año, cuando esta ratio había caído hasta el 1,61% en pleno proceso de digestión de Banco Popular.

El diferencial de Bankia ha subido del 1,57% hasta el 1,60%, un porcentaje que demuestra que el grupo ha dejado atrás los momentos más duros de su historia y continúa por la senda de la recuperación.

Palancas de la mejora

Los motores de esta mejora son el ligero repunte del Euríbor de las últimas semanas y un coste de la remuneración de los depósitos que aún es decreciente. También se debe tener en cuenta que la banca española es muy activa en la gestión de precios para captar nuevos clientes y que la contratación de hipotecas a tipos fijos se imponen a los préstamos tradicionales variables.

Este escenario también lleva a que el beneficio neto consolidado de los seis mayores bancos del país se ha contraído el 11,41% interanual al cierre del primer trimestre. Las entidades han pasado de ganar 4.679 millones de euros a quedarse en 4.145 millones. El descenso se ha atribuido casi de forma general a impactos que no se van a repetir y a extraordinarios que se esperan mejorar en los próximos meses.

Ranking de beneficios

El Santander se mantiene a la cabeza de la banca española por beneficios, con 1.840 millones. La cifra es agridulce para el grupo, ya que se apunta un descenso del 10,41% interanual por los costes de reestructuración en Reino Unido y Polonia y por las mayores provisiones que ha tenido que ejecutar por la venta de activos en España.

BBVA ha ganado el 9,8% menos hasta los 1.164 millones al no repetir plusvalías que había obtenido el año pasado y al tener que realizar mayores saneamientos en sus negocios en EEUU y Turquía; mientras que el beneficio de Caixabank se ha contraído el 24,3% hasta los 533 millones por ajustes contables como la menor participación que ahora tienen en Repsol, haber borrado los beneficios que obtenía con la angoleña BFA, filial de la portuguesa BPI, y la venta de activos. Con todo, los directivos del grupo han defendido que la fotografía actual es la de una entidad “más saneada”.

Bankia y Santander

Bankia también se apunta una depreciación de dos dígitos, del 10,8%, por el impacto de la nueva norma contable de arrendamientos financieros (IFR16) y los menores ingresos por operaciones financieras. También ha sufrido por esta modificación el Sabadell, que logró 258,3 millones, el 0,4% menos, en un inicio de ejercicio en el que ya no se tienen que apuntar lastres derivados de los errores de migración de la británica TSB.

Bankinter destaca con el menor ratio de impagos, con una morosidad del 1,78% a finales de marzo (1,99% el año anterior). Le siguen Santander España, con el 3,62% (4,02%); BBVA España, con el 3,9% (4,4%); Sabadell, con el 4,1% (5,14%); Caixabank, con el 4,6% (5,8%) y Bankia, que experimenta la mayor reducción interanual de la tasa, desde el 8,7% al 6,2%.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información