Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Guardiola (i) , Josep Oliu (c) y César González-Bueno (d) / BANCO SABADELL

Banco Sabadell aprueba el nombramiento de González-Bueno como consejero delegado

El consejo de administración da luz verde al relevo de Guardiola y le encarga el diseño del plan estratégico

5 min

El consejo de administración de Banco Sabadell ha aprobado este jueves el nombramiento de César González-Bueno como nuevo consejero delegado en sustitución de Jaume Guardiola. El nuevo CEO tendrá la misión de colaborar en el diseño del nuevo plan estratégico que la entidad presentará en 2021 tras la decisión de seguir en solitario tras la fusión fallida con BBVA.

El nombramiento de González-Bueno oficializa el fin del tándem que Guardiola y el presidente del Sabadell, Josep Oliu, han mantenido desde 2007. El todavía consejero delegado seguirá en el cargo hasta recibir el visto bueno de las autoridades regulatorias. No obstante, Oliu ha emitido unas palabras de despedida este jueves para quien ha sido su mano derecha durante estos años y le ha agradecido su "papel fundamental como artífice del crecimiento y consolidación del banco, hasta convertirnos en una de las mejores franquicias de España". Guardiola deja la entidad para jubilarse, aunque seguirá vinculado como presidente de Banco Sabadell México.

González-Bueno, curtido en la banca

El relevo de González-Bueno fue adelantado el miércoles por la agencia Bloomberg y ha sido este jueves cuando el consejo de administración se ha reunido para dar la bendición. El nuevo consejero delegado es un hombre curtido en la banca, con 23 años de experiencia en cargos directivos. Fue CEO de ING en España y Portugal y estuvo al frente de EVO y Novagalicia Banco antes de su venta a Abanca.

En la actualidad, González-Bueno era consejero de TSB, la filial del Sabadell en Reino Unido. Una vez tome el control asumirá el encargo de diseñar el plan estratégico que prepara el banco desde que las negociaciones con BBVA fracasaron para culminar una fusión. La entidad anunció entonces que seguiría en solitario y se enfocaría en el mercado español para seguir creciendo.

Aunque no será hasta el primer trimestre de 2021 cuando se presente la nueva hoja de ruta, el banco ya adelantó que se plantea desprenderse de TSB, que ha supuesto un quebradero de cabeza. Desde su compra en 2015 a Lloyds, la migración a la plataforma digital del Sabadell no ha estado exenta de problemas. Solo en 2018 la filial británica dejó un agujero de 637 millones en las cuentas. Otro punto que afrontar es el plan de salidas pactado con los sindicatos y que generará 1.800 despidos como consecuencia del cierre de oficinas y el incremento de los canales digitales.

"Visión global" y conocimiento de la casa

En un comunicado emitido este jueves, Sabadell ha valorado la "visión global y conocimiento de la entidad" que posee el nuevo CEO. "El banco afronta en esta nueva etapa la aceleración de su estrategia digital y el fortalecimiento de su franquicia doméstica en los mercados que lidera. Estoy convencido de que contribuirá, de forma decisiva, a impulsar la oferta digital del grupo”, ha apuntado Oliu sobre el nuevo fichaje.

El nuevo consejero delegado ha detallado que el nuevo modelo de negocio se enfoca en que el banco sea "altamente competitivo en un entorno que se transforma a gran velocidad". "Espero poder trabajar muy pronto con su equipo, liderar este proceso y juntos desarrollar el claro potencial de valor para nuestros accionistas”, ha reconocido.

Oliu, hacia un papel institucional

Otro punto que el relevo en la cúpula pone sobre la mesa es el paso de Oliu hacia un papel de corte institucional, dejando de lado las funciones ejecutivas de la entidad. El presidente, de 71 años, ya manifestó hace más de un año su intención de pasar a un segundo plano. Aunque desde el Sabadell han declinado hacer comentarios al respecto, fuentes del sector consultadas han detallado que en los próximos meses se apreciarán movimientos en este sentido.