Menú Buscar
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en una comparecencia en la Comisión de Economía y Empresa del Congreso a final de octubre / EFE

El Banco de España cree que la sentencia del Supremo elimina el riesgo a las entidades

El organismo del Estado avisa de que cualquier cambio en el mercado hipotecario tiene consecuencias en precios

07.11.2018 13:49 h.
4 min

El Banco de España se ha pronunciado este miércoles sobre el fallo del Tribunal Supremo que obliga a los clientes a pagar el impuesto sobre las hipotecas. La entidad ha destacado que la decisión no causará un impacto en la economía, ya que con ella se vuelve a la situación que existía hasta la fecha. Y no valorará la modificación legislativa anunciada hoy por el Gobierno sobre este gravamen hasta tener más detalles. En ese momento, la analizarán "convenientemente".

Así lo han asegurado fuentes de la Dirección General de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución de la entidad, subrayando que su responsabilidad es evaluar el impacto económico de los cambios legislativos y regulatorios en el entorno de los mercados. A su juicio, como la sentencia vuelve a dejar el caso igual que estaba hace 15 días, "la situación económica no cambia". Por lo que desde el organismo no tienen más comentarios que hacer. El Banco de España apunta que un giro en la jurisprudencia podía haber supuesto un factor de riesgo que no existía.

"Elementos de preocupación"

Por lo que respecta a la nueva Ley hipotecaria, el organismo ha destacado que el mercado hipotecario es "de los más importantes de España". Y que cualquier cambio que se haga en él tendrá consecuencias económicas en cuanto a precios y cantidades. Por lo que hay que valorar si esas consecuencias son o no buscadas, un asunto al que prestarán atención.

El Banco de España reconoce que hay "algunos elementos de preocupación" en algunos aspectos referentes al pasado. Pero recuerda que los bancos tienen experiencia en adaptarse a los cambios legislativos y regulatorios, y tendrán que ajustarse a lo que decidan los legisladores.

Reforzar el capital

La entidad, por otra parte, considera que las entidades financieras españolas deben reforzar su capital, puesto que desde la entrada en vigor de los requerimientos de mayor capital (CET1) en 2014, solo han aumentado esta ratio en 30 puntos básicos, hasta el 11,9%.

En su Informe de Estabilidad Financiera de noviembre, el Banco señala que tanto los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en inglés) como la evaluación prospectiva interna del propio Banco de España muestran una considerable capacidad de resistencia ante un escenario adverso.

Crédito al consumo

Asimismo, llama la atención sobre el fuerte incremento del crédito al consumo, que aunque ha moderado su tasa de crecimiento en junio, continúa aumentando a tasas superiores al 20% (27% en diciembre de 2017, 28% en marzo pasado, y 23% en junio). Y con la morosidad subiendo a una tasa del 22,6% interanual, que exigirá provisiones adicionales, por lo que pide a las entidades que revisen si este crecimiento es sostenible y sus criterios de concesión.

Entre los principales factores de riesgo para las entidades financieras, cita el estrechamiento de los márgenes de negocio, que les pueden llevar a buscar alternativas de negocio más rentables y arriesgadas. Aunque no percibe que estas dudas hayan aumentado sobre su anterior análisis.

Los riesgos que han evolucionado al alza son el aumento de la incertidumbre política y económica y la intensificación de las tensiones comerciales, que pueden provocar una subida de tipos y un aumento de las primas de riesgo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información