Menú Buscar
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en su comparecencia en la comisión de reconstrucción / EP

El Banco de España prevé un desplome del PIB de hasta el 21,8% en el segundo trimestre

El supervisor, cuyo escenario más optimista contempla una caída del 16%, atribuye el descenso al prolongado parón de la actividad para frenar el avance del coronavirus

Raúl Pozo / Carlos R. Cózar
7 min

La economía española registrará un descenso en torno al 20% en el segundo trimestre del año, que podría llegar hasta el 21,8%. Son las estimaciones del Banco de España que se recogen en su informe trimestral correspondiente al periodo abril-junio y que llega pocas horas después de que las previsiones revisadas del Fondo Monetario Internacional (FMI) situaran a España como la economía desarrollada más castigada por el coronavirus en 2020.

El supervisor bancario atribuye este descenso a la caída de la actividad registrado durante el periodo de reclusión derivado de la declaración del estado de alarma que, salvo las dos primeras semanas, se ha desarrollado de forma íntegra en el segundo trimestre.

Una reclusión prolongada

“El descenso de la actividad durante el período de confinamiento habría sido mayor en España en comparación con el conjunto del área del euro, debido a la mayor severidad de las medidas aplicadas y al mayor peso de las actividades más expuestas a la interacción social en la estructura sectorial de nuestro país”, apunta el informe.

En concreto, el Banco de España estima que en el periodo de siete semanas que transcurre desde la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 15 de marzo, y el inicio del proceso de desescalada, el 4 de mayo, la actividad económica en el país cayó del orden del 30% respecto a lo habitual en situaciones convencionales. Un desplome que alcanzó el 50% durante las dos semanas en las que se suspendieron las actividades no esenciales.

Escenario más benévolo

De este último periodo, tan sólo dos días están incluidos en el primer trimestre. Pese a ello, el periodo enero-marzo ya concluyó con un descenso intertrimestral del PIB del 5,2%, el mayor de la serie histórica, aunque todo indica que el registro quedará pulverizado por el del segundo trimestre.

Incluso, en el escenario menos pesimista diseñado por el Banco de España, la previsión apunta a una caída del 16% del PIB en el periodo abril-junio. Bajo este supuesto, que la entidad denomina de “recuperación temprana”, se estima que las pérdidas de producción han sido en el segundo trimestre algo menores de lo que sugeriría el desarrollo de la producción en las últimas dos semanas de marzo.

Desplome del consumo eléctrico

Cabe recordar que, en este escenario, el organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos prevé un descenso del PIB del 9% en el conjunto del año. En cambio, con el supuesto de “recuperación gradual”, la caída del PIB en 2020 se iría hasta el 11,6%. En cualquier caso, desplomes inferiores al calculado por el FMI (-12,8%).

España liderará la crisis de 2020 con una contracción del 12,8% del PIB / EP

Una de las claves del periodo fue el notable parón de la actividad durante abril. El supervisor destaca que durante este mes el consumo de energía eléctrica se contrajo un 15%, en términos interanuales, una cifra que se hundió hasta el 40% en las dos semanas de cese de actividades no esenciales. En ese mismo mes, el gasto semanal en tarjetas de crédito cayó hasta un 60%.

Un 20% de paro

En cuanto al mercado de trabajo, el paro registrado creció un 23,2% en promedio entre abril y mayo, un incremento que “sugiere que la tasa de desempleo, que en el primer trimestre fue del 14,4% de la población activa, según la EPA, podría acercarse al 20% en el segundo”.

Estas cifras forman parte de una estimación, toda vez que ha sido elaborados con datos hasta finales de mayo, cuando aún restaba casi un mes para el final del estado de alarma.

Caída del 13% en la zona euro

El informe incluye las perspectivas que maneja para la eurozona. En concreto, prevé un descenso del PIB “sustancialmente” mayor en el segundo trimestre del año, que podría alcanzar el 13% en su conjunto.

“La actividad retrocederá de manera más acusada en el segundo trimestre, a pesar del levantamiento gradual de las restricciones”.

Por sectores

Los sectores que más sufrirán en la zona euro durante el segundo trimestre serán el comercio minorista, el ocio, la restauración y la hostelería “por los cierres forzosos de la actividad”.

El Banco de España también revela que el sector manufacturero sufrirá un gran revés en Italia y Alemania por la caída de la demanda y las interrupciones en las cadenas de suministros.

Previsiones a final de año

La caída del PIB en el conjunto del ejercicio será del 8,7%. La economía se recuperaría a partir del segundo semestre de este año, con avances del 5,2% en 2021 y del 3,3% en 2022, aunque el nivel previo a la crisis no se alcanzaría hasta finales de este último año.

No obstante, contempla la posibilidad real de nuevos rebrotes que obliguen a tomar medidas drásticas como un nuevo confinamiento. En este nuevo escenario, la caída del PIB de la zona euro sería del 12,6% a final de año. En el caso de España, como ya señaló el pasado día 8, la caída podría ser del 15%.