Menú Buscar
El ministro de Economía, Luis de Guindos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Cultura y portavoz del Gobierno,Íñigo Méndez de Vigo, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro / EFE

El Banco de España mejora la previsión de crecimiento del Gobierno para 2017

El servicio de estudios del instituto emisor calcula que la economía mejorará un 2,8% este año, frente al 2,5% pronosticado en los Presupuestos Generales

5 min

El Banco de España ha revisado al alza sus proyecciones para la economía española en los próximos tres años, hasta situar el crecimiento del PIB en el 2,8% para este año, tres décimas por encima de la previsión del Gobierno recogida en el proyecto de Presupuestos Generales para 2017.

Esta tasa se desacelerará hasta el 2,3% en 2018 y el 2,1% en 2019, según las previsiones macroeconómicas de España publicadas este lunes por la autoridad monetaria.

Previsión "muy prudente"

De esta forma, el Banco de España ha revisado al alza tres décimas la estimación de PIB para este año, dos décimas la previsión para 2018 y una décima la de 2019. Para 2017, el crecimiento que prevé al organismo es superior en tres décimas a la estimación del Gobierno, que mantiene en el 2,5% el alza del PIB para este año, si bien admite de que se trata de una previsión "muy prudente".

El Banco de España afirma que esta prolongación de la fase de crecimiento de la economía española se apoya en las ganancias de competitividad acumuladas desde el inicio de la crisis y en las condiciones financieras favorables, a las que contribuye el "tono acomodaticio" de la política monetaria.

El Gobierno en minoría

No obstante, la autoridad monetaria ve ciertos riesgos. En el ámbito interno, asegura que subsisten algunas "incertidumbres" acerca del curso de las políticas económicas, tanto en relación al proceso de consolidación fiscal como a la aplicación de las reformas estructurales, dada la ausencia de mayoría parlamentaria del Gobierno.

Así, considera que el retraso de aplicación de dichas reformas o una "hipotética reversión" de las introducidas, podría comportar "efectos adversos" sobre la confianza inversora y dañar las perspectivas de crecimiento.

Un buen inicio de 2017

La revisión al alza de las previsiones se debe a que la economía española ha mostrado en los meses iniciales de 2017 un comportamiento más favorable del estimado, con un alza del PIB y del empleo del 0,8% en tasas intertrimestrales. Además, destaca que los indicadores relativos a la actividad y el comercio mundial también apuntan a un comportamiento más expansivo de los mercados exteriores, lo que anticipa una mejora aún mayor de las exportaciones.

Dentro de la demanda interna, el consumo privado crecerá entre el 2,4% este año y el 1,5% en 2019, muy por debajo del 3,2% de 2016, dada la caída de las rentas del trabajo por el repunte inflacionista, si bien el reducido nivel de tipos y la "fortaleza" de la creación de empleo harán que siga registrando crecimientos.

Una inflación del 2,2%

En el ámbito de la inflación, tras el descenso del 0,2% en 2016, el IPC crecerá de media un 2,2% en 2017, cinco décimas más que la estimación anterior, reflejando la intensa aceleración de los precios de la energía en el periodo más reciente. Posteriormente, espera incrementos del IPC más moderados, del 1,4% en 2018 y del 1,6% en 2019, en términos de las medias anuales.

Sobre la evolución del déficit público, el Banco de España estima que el consumo público se mantendrá estable en todo el periodo, con un crecimiento del 0,8% los tres años, la misma tasa que en 2016, lo que permitirá que el déficit público se reduzca al 3,3% del PIB en 2017, dos décimas por encima del objetivo pactado con Bruselas, y que siga cayendo en 2018, con una tasa del 2,8%, y en 2019, hasta el 2,4% del PIB.