Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de MoraBanc, una de las entidades de banca andorrana / EFE

La banca andorrana ganó un 22% más en 2021 y recuperó cifras preCovid

La rentabilidad media de las entidades alcanza el 6,3% en el contexto de tipos en mínimos y la consolidación continúa con las operaciones de BancSabadell d’Andorra y Vall Banc

3 min

Las entidades financieras radicadas en Andorra cerraron 2021 con un resultado agregado de 102 millones de euros, que supera en un 22% el registrado el año anterior y, además, se sitúa en línea con el que consignaron el año anterior a la pandemia del coronavirus

Según las cifras facilitadas por la Asociación de Bancos Andorranos (Andorran Banking), el crecimiento de los bancos con sede en el Principado también se ha sustentado en la evolución del volumen de recursos gestionados de clientes, con un incremento del 19%, hasta totalizar 61.647 millones de euros.

Operaciones corporativas

Además, la rentabilidad media de las entidades, medida en términos de retorno sobre recursos tangibles (ROE) se situó al cierre del pasado ejercicio en el 6,33%, una cifra apreciable si se tiene en cuenta el contexto de tipos de interés en mínimos en el que se ha desarrollado la actividad bancaria en los últimos trimestres. 

La patronal del sector también destaca que el proceso de consolidación no se ha detenido hasta el punto de el pasado año fue testigo del acuerdo de dos importantes operaciones, como la adquisición de una participación mayoritaria del BancSabadell d’Andorra por parte de Mora Banc, cuyo cierre se produjo tras el verano, y del 100% de Vall Banc por Crèdit Andorrà, que ha terminado de formalizarse el pasado febrero.

Solvencia superior a la media europea

Mora Banc espera culminar antes de que finalice 2022 la absorción de BancSabadell d’Andorra con la oferta lanzada a los minoritarios para hacerse con el porcentaje de acciones que aún no controla. 

En términos de solvencia y fortaleza de capital, las entidades presentan una ratio CET-1 del 17,03%, un punto por debajo de la que exhibían al cierre de 2020, un ejercicio marcado por la prudencia debido a la crisis generada por la pandemia.

Año de recuperación

No obstante, la cifra actual supera ampliamente la media de la banca europea (15,4%, de acuerdo con los datos de la Autoridad Bancaria Europea -EBA, por sus siglas en inglés- correspondientes al tercer trimestre, las últimas disponibles).

En un comunicado, la directora general de Andorran Banking, Esther Puigcercós, destaca que “2021 ha sido un año de recuperación y optimismo en el que hemos dejado atrás las consecuencias económicas de la pandemia. Las entidades andorranas han mantenido su fortaleza y atractivo a nivel de captación de recursos de clientes y de crecimiento de beneficios”.