Menú Buscar
Josep Oliu, presidente de Banco Sabadell, en la conferencia sobre perspectivas económicas de 2017 en la cámara de comercio de su ciudad / CG

Oliu afirma que la sentencia de las cláusulas suelo es un “asalto al tren del correo”

El presidente de Banco Sabadell indica que es un ataque a las entidades y que pone en duda la seguridad jurídica que supone firmar un contrato ante notario

4 min

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha equiparado el golpe a las cláusulas suelo tras la sentencia del Tribunal de Luxemburgo con un “asalto al tren del correo”. Asegura que es un ataque a las entidades financieras que ha creado un mal precedente para el país. “Pone en duda la seguridad jurídica del sistema contractual que existe, el de firmar un contrato ante notario”.

Oliu, que ha hablado en la presentación de las perspectivas económicas de 2017 en la Cámara de Comercio de Sabadell, ha cargado contra los impulsores del recurso judicial. “El presidente de la asociación que las ha promovido está en la cárcel por corrupción”, ha manifestado en referencia a Luis Pineda, presidente de Ausbanc. “Adicae se apuntó después por dinero”. Otra muestra de que “España es el país de Lazarillo de Tormes”.

Defensa de la transparencia

Ha recordado que Banco Sabadell ha manifestado desde el primer momento que las cláusulas suelo presentes en sus hipotecas son transparentes, por lo que aún tienen vigencia. “Hemos defendido una política de honradez” que difiere de la apuesta de otras entidades, a las que ha señalado entre líneas como responsables de la resolución judicial.

“Algunos se plegaron y dijeron que eran nulas desde 2013”. Esta estrategia resulta inconcebible para el presidente de la cuarta entidad del país. Considera que no se puede marcar una fecha de vigencia. O las cláusulas son transparentes y se han explicado al cliente, o no deben aparecer en el contrato. La idea que ha expresado es la misma que estructura la resolución del Tribunal de la Unión Europea.

Motivos de la oposición

Oliu ha indicado que Banco Sabadell siempre ha optado por la “vía pacífica” ante las discrepancias que han existido con productos financieros o condiciones contractuales que aparecen en ellos, como en el escándalo de las preferentes. “Pero cuando llegó la polémica de las cláusulas suelo fue un caso demasiado grande”.

La entidad se opone de forma frontal a que sus préstamos hipotecarios contengan condiciones abusivas que no se explicaron en su día de forma clara a los firmantes. Reconoce que pueden existir casos puntuales en el que se demuestre en los tribunales que se obró mal, pero lo atribuye a comportamientos de “directores de oficina”. La política del banco era la “transparencia”.

Implicación del Gobierno

También ha criticado la picaresca que existe tras la publicación de la decisión del tribunal comunitario. “Incluso nos ha venido algún notario a reclamar las cláusulas suelo”.

Banco Sabadell espera que el decreto ley que prepara el Gobierno para consensuar un mecanismo de devolución extrajudicial facilite una resolución a la polémica. “Puede arreglar un poco las cosas”, ha sentenciado.