Menú Buscar
Gabriel Barceló y Mariate Lorenzo, en el centro de la imagen y ante el estand de Baleares en Fitur / EUROPA PRESS

Baleares y Canarias piden a Madrid que legisle sobre las plataformas de alquiler turístico

Ambas comunidades autónomas constatan que sus normativas sobre esta nueva actividad son tan dispares que apenas contienen pautas coincidentes

3 min

Los gobiernos de Canarias y Baleares instarán al Estado a que legisle la actividad de las plataformas de alquiler vacacional de cara a proteger los derechos de los consumidores y de los proveedores del servicio, así como velar por la imagen y la calidad de los destinos.

Así lo han acordado la consejera de Turismo, Cultura y Deportes de Canarias, Mariate Lorenzo, y el vicepresidente y consejero de Turismo del Gobierno de Illes Baleares, Gabriel Barceló.

En el encuentro, celebrado en Fitur, ha servido para constatar que aunque Canarias y Baleares cuentan ya con sendas normativas específicas que regulan el alquiler vacacional son tan dispares entre sí que apenas existen pautas coincidentes.

Contacto directo

Desde hace años, los cambios de hábitos de los consumidores han promovido el desarrollo de nuevos modelos de negocio alojativo y de comercialización, con un incremento de las plataformas online de contacto entre prestadores de servicios y consumidores, una realidad turística que ambas comunidades reclaman que sea regida por una regulación básica.

En opinión de Mariate Lorenzo, este fenómeno mundial requiere de una posición conjunta que propicie su control tanto en el contexto estatal y europeo, así como que se apueste por soluciones adaptadas a las necesidades del sector turístico, económico y social.

Más allá de la autonomía

"El objetivo tanto de Canarias como de Baleares es fortalecer el bien común en el desarrollo de este nuevo modelo de negocio alojativo sobre el que existen numerosas incertidumbres legales, tanto desde el lado de la oferta como de la demanda, y cuya regulación entendemos que excede el ámbito autonómico", señala.

Durante el encuentro, los responsables de Turismo de ambas comunidades también hicieron hincapié en la necesidad de que el Estado reconozca la importante contribución económica que realizan los dos archipiélagos, que suman el 22% del total del PIB turístico de España.

Mantener la competitividad

"Este hecho requiere de una posición común para hacer valer nuestra significativa aportación y la necesidad de que se traduzca por parte del Estado en una dotación económica adecuada que incida directamente en la competitividad de estos dos fundamentales destinos turísticos", aseguró la consejera.

Los dos archipiélagos reclaman que este reconocimiento se traduzca en la ejecución de dos planes: uno permanente de renovación de las infraestructuras y espacios público de las áreas turísticas, y otro de innovación tecnológica específico para los destinos insulares, que permita no sólo mejorar la experiencia de sus visitantes, sino también realizar una gestión más eficiente de los recursos a través de las nuevas tecnologías.