Menú Buscar
Eloi Badia, el vicepresidente de Medio Ambiente y Ecología del Área Metropolitana de Barcelona / CG

Badia se enreda con la tasa de residuos del área metropolitana

Activa un año después de prometerlo la bonificación del coste de la llamada TMTR a las familias vulnerables, aunque deja la condonación de las deudas en el aire

29.06.2018 00:00 h.
3 min

El vicepresidente de Medio Ambiente y Ecología del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Eloi Badia, se ha enredado en la gestión de la tasa de tratamiento de residuos que se cobra a todos los municipios de esta administración supramunicipal, la llamada TMTR. El departamento que dirige ha asegurado que pone en marcha una iniciativa para ganar transparencia en la fórmula con la que se paga esta tarifa.

Lo hará mediante la factura del agua. A partir del próximo 1 de julio, las diferentes empresas que se encargan del suministro del servicio en la zona adaptarán el modelo de recibo. En el nuevo documento se verá plasmado cuánto pagan los consumidores por los servicios. Se trata de un importe que supera por poco los nueve euros por recibo.

Inicio de la bonificación

Además del detalle de la cifra de recaudación, la Administración prepara un documento que se mandará en otoño a toda la ciudadanía en el que se desglosará qué partidas públicas se pagan con la TMTR. Como la recogida selectiva de los residuos en cada una de las localidades. Se pedirá a los habitantes de la zona que colaboren para mejorarla. 

El AMB anuncia que se incorporará “una bonificación del 100% de la TMTR a las familias vulnerables”, las que estén inscritas en el registro de las ayudas a la pobreza energética. Asegura que beneficiará a unas 18.000 familias de todo el territorio metropolitano y que el importe estimado de la subvención “se acercará a los 800.000 euros”.

Promesa de hace un año

No hace ninguna mención a que esta medida llega con un año de retraso. Fue el propio Badia el que anunció que se empezaría a condonar la tarifa de residuos en los casos que fuera necesario en 2017. Se esperaba que a esta medida le siguiese la condonación de las deudas que estas familias vulnerables tienen contraídas con la Administración supramunicipal por las facturas a las que no ha podido hacer frente. Cuestión que tampoco se aborda con el anuncio realizado esta semana.

La TMTR es la única tarifa que los que viven una situación de pobreza energética deben pagar en el recibo del agua. La principal operadora del servicio metropolitana, Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana del Cicle Integral de l’Aigua, bonifica el coste del agua desde 2012 y a principios de 2018 inició la cancelación de las cantidades adeudadas. Una política que se ha seguido en el resto de operadores privados del territorio.

El AMB aún acumula retrasos con las promesas que contrajo en pobreza energética.