Menú Buscar
Recreación digital del hotel de Meliá en el Puerto de Badalona, que se ha retrasado por tercera vez / CG

Badalona paraliza una inversión de 9 millones por una chapuza

Tercer retraso de la licitación del hotel de Meliá en la nueva marina del puerto de la población barcelonesa por un error de inscripción registral

16.02.2018 00:00 h.
5 min

Badalona paraliza una inversión de nueve millones de euros por una chapuza. La licitación del hotel de Meliá Hotels International en el puerto de la ciudad barcelonesa ha sufrido un tercer retraso por un fallo en la inscripción del registro de las parcelas que cederá el consistorio. El proyecto acumula dos años de demora.

El frenazo de la adjudicación se produjo el pasado 1 de diciembre, según reza un documento de la sociedad Marina de Badalona SA que el ente ha retirado tras ser preguntado por este medio. Es la tercera vez que se retrasa la contrata al grupo de empresas en el que participa Meliá. Ocurrió en febrero de 2017 y volvió a suceder en otoño del año pasado. La decisión del consejo atrasa cuatro meses más el proceso.

"El proyecto se mantiene vivo"

Preguntado por la cuestión, Oriol Lladó (ERC), primer teniente de alcalde de Badalona, ha indicado que "la adjudicación desembocará en cuestión de meses y que el proyecto se mantiene vivo". El edil ha agregado que "la nueva prórroga se ha pactado de mutuo acuerdo entre Marina de Badalona SA y el grupo licitador para lograr que la adjudicación de la concesión del derecho de uso de la parcela del Puerto y el estacionamiento no haga tambalear la intervención".

El electo republicano ha subrayado la "complejidad" de la operación y ha asegurado que "durante este nuevo tiempo de margen, previo a la formalización y concreción del proceso de licitación, se está avanzando en paralelo para completar la totalidad de permisos de distintas administraciones o empresas suministradoras de servicios y en avanzar en todas las gestiones vinculadas al documento del contrato final". 

"Este gobierno lo para todo"

Una opinión distinta a la de Lladó expresa Óscar Palma, presidente de la Asociación de Comerciantes del Paseo de La Salud. "El nuevo retraso de la licitación del hotel no nos coge de nuevo. Este gobierno lo tiene todo bloqueado. Utilizan palabras muy bonitas, pero los proyectos de ciudad no se mueven", lamenta. El comerciante recuerda que la obra aparejada al hotel de Meliá, un canal que unirá el núcleo urbano con el puerto, "será muy beneficiosa para el eje comercial" que él preside "y el resto de negocios de la población".

Esta segunda construcción deberá esperar, pues el ayuntamiento no empezará las obras hasta que no reciba los nueve millones de euros del alojamiento que proyecta la cadena hotelera. Un proyecto --el canal-- depende del otro --el hotel--. "Llegaremos al final de la legislatura y no tendremos ni una cosa ni la otra. Siento ser tan duro, pero los comerciantes no pedimos mucho. Que nos dejen trabajar y que el ayuntamiento haga su trabajo: adecentar las calles, velar por el alumbrado y atraer inversiones", ha remachado Palma.

"Dificultades técnicas"

Cabe recordar que el futuro hotel de Meliá en el Puerto de Badalona lo acometerá una unión temporal de empresas (UTE) en la que participan la enseña que dirige Gabriel Escarrer Jaume, la constructora Acsa-Sorigué, el bufete Jordi Marcé Arquitectes y la firma BAC Engineering Consultancy Group. Las empresas, bajo la denominación Tourism Business Builders SL, fueron las únicas que se presentaron a la licitación para elevar el alojamiento, un cuatro estrellas de la marca Inside de la hotelera balear.

Fuentes cercanas a la unión de empresas han confirmado que el proyecto "continúa en marcha" aunque también han admitido "dificultades técnicas" para ejecutarlo. "No es la primera vez, ni la última, que un proyecto sufre retrasos de este tipo", han agregado. Cabe recordar que el proyecto nació con el anterior gobierno municipal de Badalona. Preveía ofrecer la compra de dos parcelas hoteleras cuya entrega pagaría las obras del canal. El ejecutivo local de Guanyem Badalona en Comú lo modificó: de una adquisición pasó a una cesión por 99 años. No obstante, un error de inscripción en el registro de la propiedad paralizó el concurso hasta hoy.