Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, impulsó el proyecto del Tren Maya / EP

Azvi se hace con el tercer tramo del Tren Maya mexicano por 397 millones

La constructora española se impone tras realizar la segunda mejor oferta económica en una licitación por la que también pujaban FCC, Sacyr, Acciona y Copasa

4 min

El grupo español de construcción e infraestructuras Azvi llevará a cabo uno de los tramos del Tren Maya mexicano tras imponerse a otros quince consorcios con una oferta económica de 10.192 millones de pesos (unos 397 millones de euros al cambio actual). Se trata del segundo lote de esta emblemática infraestructura licitada por el Gobierno azteca que va a parar a manos españolas después de que FCC se impusiera en el concurso por el trazado que discurrirá entre Escárcega y Calkiní.

Azvi estructuró su oferta a través de su filial mexicana Construcciones Urales, que lideró un consorcio en el que también figura la propia división española del grupo (Azvi S.A.U.) y el grupo de ingeniería azteca Gami. La propuesta ya se había situado en una posición favorable en la parte económica, ya que se trataba de la segunda más ajustada, sólo por detrás de la del grupo Caabsa, propiedad de la familia Amodio, que negocia en la actualidad con Grupo Villar Mir una fusión de su división de construcción con OHL.

95,09 puntos sobre 100

El consorcio de Azvi terminó por imponerse en la parte técnica que le permitió, junto con la económica, obtener una puntuación final de 95,09 puntos sobre 100, según informó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dependiente del Gobierno de México y encargado de gestionar la licitación.

El tramo adjudicado a Azvi, cuyas obras está previsto que se inicien antes de que concluya el presente mes, discurre entre los municipios de Calkiní, en el Estado de Campeche, e Izamal, en el de Yucatán, a lo largo de 172 kilómetros.

Experiencia en México

La compañía española cuenta con una amplia trayectoria en México e incluso cuenta con experiencia en su sector ferroviario, ya que formó parte del consorcio que se adjudicó uno de los tramos del tren interurbano México-Toluca, concretamente el liderado por el fabricante Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), con sede en Beasain (Guipúzcoa).

El fallo ha sido dado a conocer a última hora de la tarde de este viernes (hora local azteca) por Fonatur, que ha certificado que la oferta del consorcio ganador es la que presenta una mejor calidad-precio.

Discrepancias de un competidor

Una postura que no comparte precisamente Caabsa, que se ha manifestado públicamente en contra de la decisión del organismo al considerar que debió imponerse en el proceso al realizar la mejor propuesta económica y complementarla con una técnica de primer nivel. No obstante, el grupo controlado por los Amodio no especificó si presentará una reclamación formal.

Por este tercer tramo del Tren Maya también peleaban otros consorcios en los que se incluían empresas españolas, como FCC, Sacyr, Acciona, Copasa y Comsa, aunque sus ofertas económicas no figuraban entre las que habían obtenido mejor puntuación.

De los tres lotes del proyecto que han sido adjudicados hasta el momento, dos serán ejecutados por consorcios liderados por compañías españolas. Mientras, la portuguesa Mota-Engil se impuso en el primero de los tramos.