Menú Buscar
Un tren AVE de Renfe / EP

Renfe aumentará la oferta diaria de trenes a Barcelona en 2020

La medida coincide con la liberalización del sector ferroviario y con la entrada de empresas competidoras

22.07.2019 17:14 h.
3 min

Renfe aumentará la oferta diaria de trenes AVE a Barcelona a partir de diciembre del 2020, cuando se haga efectiva la liberalización ferroviaria y entren en el mercado nuevas empresas para dar servicio de transporte de viajeros.

Este corredor AVE, uno de los tres que se abren a nuevos operadores y que compite con el puente aéreo en una de las conexiones de más movilidad de viajeros del país, pasará a tener 53 circulaciones al día (32 de Renfe, y 16 y 5, respectivamente, de los nuevos operadores), un 50% más frente a las 27 que actualmente explota la operadora pública.

Tres paquetes

El reparto de trenes por corredores es consecuencia del esquema de apertura del AVE a la competencia aprobado por Adif, por el que saca a concurso tres paquetes de servicios en estas tres vías, cada una de ellas con distinto número de frecuencias y horarios –los otros dos corredores AVE que se abren a nuevos operadores son los de Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga y Madrid-Valencia-Alicante–.

El paquete A, el que se considera reservado a Renfe por tener el mayor número de frecuencias, cuenta con 104 circulaciones diarias (menos de las previstas en la Declaración de Red provisional), 32 de ellas en el AVE a Barcelona, otras 32 en el de Levante y 40 en el AVE a Sevilla. Por lo tanto, las empresas interesadas en romper el monopolio competirán por los paquetes B y C.

Las firmas más interesadas

El paquete B supone poner en circulación cada día 16 trenes en cada uno de los tres corredores, mientras que el paquete C supone explotar cinco trenes diarios en cada corredor. Las compañías interesadas tienen hasta el 31 de octubre para solicitar un paquete u otro. Quedan fuera de esta oferta las circulaciones por las líneas Barcelona-Valencia y Sevilla-Cádiz por tratarse de conexiones que deben prestarse con trenes de ancho variable y que, por lo tanto, sólo tiene Renfe.

La compañía ferroviaria pública francesa SNCF, Acciona, Globalia y la británica Virgin son la firmas que, por el momento, han mostrado públicamente interés por desembarcar en el AVE, mientras que otras, como Alsa, lo están sopesando.