Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La línea operada por Avanza de Castelldefels a la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat, que hace su recorrido por los núcleos urbanos de Viladecans y Gavà / CM

Avanza se escuda en el mal estado de los autobuses heredados para recortar el servicio metropolitano

La empresa se justifica ante CCOO y UGT tras las denuncias sindicales sobre la reestructuración de líneas que han empezado a operar en el Baix Llobregat sur y piden tiempo para normalizarlas

3 min

La empresa adjudicataria de las líneas de autobús del Baix Llobregat sur, Avanza, asegura que los “vehículos recibidos en condiciones deficientes” es una de las causas principales por las que han recortado el servicio en la zona. La compañía apunta a la anterior operadora Mohn --perteneciente al conglomerado Baixbus-- dejó “un servicio muy deteriorado en los últimos meses”.

Autobuses en la cochera de Mohn en Viladecans / CM
Autobuses en la cochera de Mohn en Viladecans / CM

Estas dos variables son las que, según Avanza, estarían provocando el impacto negativo en las frecuencias y los horarios de paso de los autobuses entre las poblaciones de Castelldefels, Gavà, Viladecans y, en menor grado, Sant Boi de Llobregat. Por ello, la empresa pide tiempo a los usuarios para mejorar la eficiencia del servicio.

Sin agresiones y medidas de urgencia

Los sindicatos UGT y CCOO han denunciado intentos de agresiones físicas y verbales tanto a los conductores como a los trabajadores a pie de calle de la nueva operadora. No obstante, Avanza asegura que “no consta” que se haya producido “ninguna agresión al personal de la conducción”, como ya adelantó Crónica Global.

Línea de autobús interurbano que conecta Sant Boi con Castelldefels, pasando por los núcleos urbanos de Viladecans y Gavà, que ha sido adjudicada a Avanza / CG
Línea de autobús interurbano que conecta Sant Boi con Castelldefels, pasando por los núcleos urbanos de Viladecans y Gavà, que ha sido adjudicada a Avanza / CG

La reestructuración del servicio, por el que se ha suprimido temporalmente la línea E97 y se han visto afectadas las frecuencias de E98, E86, L86, E80 y L80, se circunscribe a las “medidas de urgencia necesarias”, según Avanza. Entre las actuaciones que la empresa está llevando a cabo después de más de dos semanas operando los autobuses del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), se encuentran las de carácter operativo y de mantenimiento.

Casi al 100%

“Las nuevas instalaciones están operativas casi al 100%, a pesar de las dificultades derivadas del periodo vacaciones, del impacto del Covid-19 y de la crisis de suministros de componentes”, señala la empresa. No obstante, se aseguró que la flota estaría implantada en el territorio desde el 26 de diciembre, cuando comenzó a operar las rutas del AMB.

Avanza ha pedido disculpas a los clientes por los daños y afectaciones causadas. Sin embargo, la disminución de frecuencias fue pactada con el Departamento de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad del AMB, que dirige el exalcalde de Sant Joan Despí Antoni Poveda (PSC). Esto provocará en las principales líneas interurbanas de Castelldefels, Gavà y Viladecans mantengan reducidas sus frecuencias a la espera de la normalización del servicio, que la empresa adjudicataria asegura que será en “un breve término” con “todos los recursos en tenemos al alcance”.