Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Autopistas sostenibles para la movilidad del futuro / ARCHIVO

Autopistas sostenibles: así es la nueva movilidad ecoeficiente

Empresas y administraciones han empezado a recorrer el camino hacia la descarbonización y la eficiencia energética, con el objetivo de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible

8 min

Antes de la llegada de la pandemia del coronavirus ya sonaban las alarmas que alertaban sobre la urgencia de poner medidas contra el cambio climático y hacia un modelo de consumo más sostenible. Con todo, ha tenido que llegar una crisis sanitaria sin precedentes recientes para hacer patente que trabajar por una sociedad que respete el medio ambiente y el bienestar de las personas no es opcional.

Se trata de un camino que administraciones, empresas de todos los sectores y de la mayoría de países de la UE han empezado a recorrer siguiendo los preceptos acordados en la Agenda 2030 que supone un cambio de paradigma y una gran oportunidad para las empresas y el Gobierno en el diseño de las políticas públicas. 

Avanzar hacia un planeta limpio

Sin embargo, en 2019, y por tercer año consecutivo, las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero volvieron a aumentar y se situaron en un máximo histórico, según revela un informe de la ONU. Esto quiere decir que todavía queda mucho trabajo por hacer, en el que las grandes empresas tienen un rol importante.

En este sentido, uno de los principales retos de la sociedad tiene que ver con el desarrollo de esta hacia una movilidad basada en nuevos modelos económicos de bajo consumo de carbono y menor gasto energético. Por ello, una movilidad sostenible implica garantizar que nuestros sistemas de transporte respondan a las necesidades económicas, sociales y medioambientales, reduciendo al mínimo sus repercusiones negativas.

Vehículos enchufables 

Este objetivo para la descarbonización implica, entre otras cosas, hacer una transición de los coches de combustible hacia otros vehículos de energía limpia, como es el caso de los coches eléctricos. Así, las ventas de este tipo de automóviles se ha ido potenciando cada vez más en Europa, hasta llegar al punto de casos como Noruega, donde ya domina el mercado en un 55% de las ventas, según datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

Países como Italia, Grecia y España, siguen a día de hoy, muy por detrás en este ránking, pues la cuota de mercado de los vehículos más eficientes todavía no alcanza el 1% del total. No obstante, en España, se están dando algunos pasos para impulsar este cambio, como es el Plan Moves, de 100 millones de euros en ayudas para la financiación para este tipo de vehículos.

Recarga de un coche eléctrico / ARCHIVO
Recarga de un coche eléctrico / ARCHIVO

Red de electrolineras

También el sector privado ha impulsado grandes avances para la implementación del nuevo modelo energético. Uno de estos avances son las electrolineras, pues para la normalización del coche eléctrico se necesita una buena planificación de baterías de recarga por todo el país.

En este aspecto, empresas como Abertis, incluyen en su plan de desarrollo sostenible, la instalación de estos puntos de recarga para tener cubierta toda la red de países como Francia, y España de aquí a cinco años.

Menos emisiones en carretera

Otra medida innovadora que está empezando a contemplarse en España son las autopistas con peajes sin barreras --también incluido en el plan de la empresa--- y que tiene el objetivo de reducir la congestión, el consumo de combustible y las emisiones de los vehículos, ya que los usuarios no tienen que detenerse en las barreras para pagar.

La empresa cuenta con peajes sin barreras en muchos países como Chile, Puerto Rico o Francia y en España se ha instalado uno en la autopista Ap-7, en el peaje de la Roca. Asimismo, también está diseñando nuevos métodos de pago, como el electrónico, para evitar que el conductor deba detenerse.

Una de las infraestructuras de Abertis / ABERTIS
Una de las infraestructuras de Abertis / ABERTIS

Infraestructuras con menos impacto

Por otro lado, entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible que conforman la Agenda 2030, están incluidos una reformulación de las infraestructuras del sistema de carreteras para que sean sostenibles, no exclusivamente en el aspecto medioambiental, sino que la sostenibilidad debe ser también económica, social y tecnológica para perdurar en el tiempo. 

Así, los proyectos que actualmente están empezando a implantarse en Europa van desde pavimentos para vías urbanas que absorben gases tóxicos emitidos por la circulación hasta el desarrollo de nuevos materiales para la ejecución de firmes, el empleo de materiales reciclados o el diseño de las autopistas del futuro.

Tramo de la autopista AP-7, Madrid / ABERTIS
Tramo de la autopista AP-7, Madrid / ABERTIS

Eficiencia energética

También la luminaria es un aspecto muy importante en términos de eficiencia energética. Muchos países están trabajando para desarrollar el concepto de caminos eléctricos viables con el objetivo de crear una red vial que funcione con diferentes elementos de energía renovable para impulsar tanto a vehículos eléctricos, como la señalización y la iluminación.

En este sentido, Holanda es el país que, por el momento, ha diseñado uno de los mejores proyectos a nivel de eficiencia energética. Se trata de un estudio llevado a cabo por Daan Roosegaarde y el grupo de infraestructuras Heijmans , con el que desarrollaron un nuevo sistema de pintura luminiscente con el que puede prescindirse de la instalación de puntos de luz junto a las carreteras. Estas luces funcionan con energía fotovoltaica y a su vez también sirven para iluminar las líneas de señalización de la calzada.

Autopistas pintura luminiscente diseñadas por Daan Roosegaarde / Daan Roosegaarde
Autopistas pintura luminiscente diseñadas por Daan Roosegaarde / Daan Roosegaarde

Carreteras conectadas

Esta revolución cultural hacia la transición energética, quedaría en nada si no fuera porque va de la mano de los más punteros avances tecnológicos: vehículos conectados, conducción autónoma, cámaras y drones en las principales carreteras de todo el mundo, sensores acústicos, tecnología 5G, el big data o el internet de las cosas

Se trata de las tecnologías inteligentes, que representan una herramienta muy útil en todos los esfuerzos relacionados con el medio ambiente. Así, el uso de datos y la alta conectividad, podrán mitigar retenciones, de tráfico, prevenir accidentes o controlar el gasto de combustible y las emisiones de CO2 en las vías de circulación.