Menú Buscar
Imagen del primer día del Salón del Automóvil de Ginebra, donde las marcas han certificado que se despiden de las gasolineras / CG

La automoción se despide de las gasolineras

Los principales fabricantes del mundo se centran en los coches eléctricos e híbridos enchufables y se preparan para un cambio a siete años vista en el que arrinconan los diésel

07.03.2018 00:00 h.
7 min

Siete años. Este es el plazo que los principales fabricantes de vehículos se dan para llevar a cabo uno de los cambios más radicales de la industria de la automoción. La despedida de las gasolineras con la que se lleva especulando desde hace años. Aunque en 2025 será sólo de forma parcial. Será el ejercicio en el que se prevé que la comercialización de los eléctricos haya empezado de forma definitiva y en que los híbridos copen los concesionarios. Y así se han enfocado las presentaciones de las grandes marcas presentes en la 88 edición del Salón del Automóvil de Ginebra.

Toyota ha sido la más radical en el camino que se ha emprendido en la gran cita del sector en Suiza. La firma japonesa ha anunciado que a finales de año dejará de vender sus modelos con motor diésel en el continente por la “fuerte demanda” de los clientes de versiones híbridas. De hecho, ni siquiera llevará a Europa la tercera generación del modelo Auris que se fabricará en el Reino Unido y que se ha destacado en la feria Palexpo.

Rebaja de emisiones

Cabe tener en cuenta que el grupo nipón fue de los primeros en apostar por los motores mixtos. El resto de marcas se toman igualmente en serio el nuevo paradigma, pero asumen los cambios de forma más escalonada y con la vista puesta en la regulación. La entrada en vigor de la norma Euro 6c el pasado septiembre, el salto a la 6d que tendrá lugar en dos años y el debate abierto sobre cómo se define la Euro 7.

El sant de Toyota en la feria del vehículo de Ginebra, la marca que ha anunciado que dejará de vender modelos diésel en Europa / EFE

El stand de Toyota en la feria del vehículo de Ginebra, la marca que ha anunciado que dejará de vender modelos diésel en Europa / EFE

Normas que convergen en una misma dirección, la de limitar emisiones. Las marcas están alineadas en alcanzar este objetivo. Ha sido el presidente de Seat, Luca de Meo, el que ha expuesto de forma más clara los motivos que les han llevado a tomar esta decisión: “Debemos bajar el impacto ambiental y el tráfico para que la gente no odie el automóvil, si llegamos aquí será el game over total”.

Nuevos exámenes

El ejecutivo del grupo Volkswagen asegura que técnicamente el sector está preparado para ello. Incluso ante los retos del nuevo ciclo de homologación WLTP que está también en vigor desde septiembre. El examen para medir consumos y emisiones se pasa ahora, como consecuencia del diéselgate, con la recreación de condiciones reales de conducción. Y los coches siempre contaminan más en estas condiciones que si se hiciera el cálculo en un laboratorio.

La disyuntiva de los fabricantes, tal y como apunta De Meo, es el “nivel de costes”. Es decir, en decidir si vale la pena invertir en todas las mejoras que tecnológicamente son viables para rebajar las emisiones de los diésel o si es mejor apostar por otro tipo de motores. Más, cuando se ha llegado a plantear prohibir su circulación por grandes ciudades para rebajar la polución urbana. Aunque por el momento nadie ha tomado esta decisión tan radical.

Recortes de emisiones

Los fabricantes se oponen a ella. Tal y como se recuerda en la feria de Ginebra, los diésel que actualmente están en el mercado han acortado en un 95% las emisiones de partículas nocivas para la salud como es el óxido de nitrógeno (NOx). Emiten 0,08 miligramos por kilómetro recorrido, mientras que los vehículos de gasolina llegan a los 0,06 miligramos.

El problema actual es la renovación del parking de vehículos y no el motor”, añaden. Y las marcas convergen en la idea de que la apuesta inmediata son los vehículos híbridos. De todos los segmentos y tecnologías posibles.

Segmentos y marcas segregados

Desde los modelos propulsados por gas natural comprimido (GNC) de Seat --León e Ibiza-- hasta el Bentley Bentayga que se ha presentado oficialmente este martes en Ginebra. El primer todocamino urbano (SUV) de la firma de lujo que propicia las emisiones cero en conducción por ciudad sin renunciar a las prestaciones premium que le caracterizan. Se empezará a vender en la segunda mitad de 2018.

El Polestar 01, el primer modelo de la nueva subsidiaria de Volvo / CG

El Polestar 01, el primer modelo de la nueva subsidiaria de Volvo / CG

Volvo también ha dejado clara su apuesta por la nueva realidad del sector y, directamente, ha creado una la nueva subsidiaria de la compañía, Polestar. La nueva marca, que depende de la firma sueca y su matriz Geely, se ha presentado oficialmente en Suiza con el modelo 01, un cupé híbrido de 600 CV de potencia que se empezará a vender en 2019. Su versión eléctrica ofrece una autonomía de hasta 150 kilómetros.

Más de 700.000 visitantes

Estos modelos, y otros como el nuevo Audi A6, se podrán ver hasta el 18 de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra. Una feria que espera superar los 700.000 visitantes, que cuenta con unos 180 expositores y que hasta el jueves no abrirá las puertas para el público en general. Por el momento, serán medios de comunicación de todo el mundo los que siguen las 70 presentaciones programadas en las primeras jornadas del evento.