Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un anuncio de alquiler en el balcón de una vivienda / EP

El aumento del IPC incrementa los precios de alquiler en Barcelona

La subida récord del 7,4% interanual del IPC en el segundo mes de 2022 hará llegar a los 63 euros más al mes en la Ciudad Condal, lo que supone un precio mediano de 913 euros

2 min

Barcelona es de las ciudades que más verá aumentar el alquiler mensual. Y es que la subida récord del 7,4% interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) en el segundo mes de 2022, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), hará llegar a los 63 euros más al mes, para dejar un precio mediano de 913 euros mensuales durante el próximo año.

El precio mediano en España de un alquiler de una vivienda de dos habitaciones pasa a 746 euros mensuales, lo que supone 617 más al año. 

Barcelona, San Sebastián, Madrid y Bilbao

Sin embargo, en algunas ciudades esta subida se notará más que en otras. Los arrendatarios que revisen sus contratos en Barcelona, San Sebastián, Madrid y Bilbao serán los que más noten la subida de sus rentas. En el caso de la Ciudad Condal, serán 755 euros más al año. 

Son datos extraídos de un estudio realizado por Idealista, después de que el INE haya publicado el dato adelantado del IPC de febrero, que sube 1,3 décimas respecto al dato definitivo de enero. Es la tasa más alta de los últimos 33 años

La mayoría de contratos de alquiler de viviendas están vinculados a una actualización anual de la renta en base al IPC del mismo mes en que se rubricaron / IDEALISTA

Actualización de las rentas en la renovación de alquileres / IDEALISTA

Ciudad Real, Cuenta y Ávila, donde menos sube

Madrid es la tercera ciudad que más va a notar el incremento de la inflación en los contratos de arrendamiento, con una subida de 61 euros al mes y con un alquiler mediano de 881 euros. Le sigue Bilbao (con 59 euros más). 

Entre los menores incrementos de los precios de los contratos de alquiler se encuentran Ciudad Real, Cuenta y Ávila, que subirán 26, 27 y 28 euros al mes, respectivamente. El nuevo alquiler que les queda a los habitantes de esas ciudades no superará los 400 euros mensuales.