Menú Buscar

El auge de los 'hogares inteligentes' para protegerse de los robos

Los sistemas de control tecnológico graban el comportamiento de luces y persianas en el momento en que la vivienda queda desocupada

17.07.2017 00:00 h.
4 min
El auge de los 'hogares inteligentes' para protegerse de los robos

Con las vacaciones de verano empieza también la temporada de robos. Según datos publicados por el Ministerio del Interior en el Balance de Criminalidad de 2016, al año se producen diariamente 307 robos con fuerza en domicilio.

Una opción que cada vez cuenta con más adeptos para frenar estos delitos son las smart homes, es decir, las casas inteligentes. El concepto se basa en integrar un sistema tecnológico en el hogar que funciona de forma automática y que conecta todos los aparatos a una misma red.

Este mercado, el de la domótica, se encuentra en crecimiento sostenido desde hace tres años. La Asociación Española de Domótica (CEDOM) prevé un incremento del subsector residencial del 10% este 2017. Esta subida, matizan, no se debe exclusivamente al miedo a los robos, sino al “coste de la energía”: “Mientras que el sector de la construcción presenta débiles señales de recuperación, la demanda de sistemas de control y automatización de viviendas se ha visto favorecida, sobre todo por el aumento continuo del coste de energía”, sostienen fuentes del sector en conversación con Crónica Global.

Protección para la viviendas

El portavoz de Securitas Direct, Javier Serrano, explicaba este jueves, 13 de julio, en una entrevista a EFE la importancia de no facilitar datos en las redes sociales sobre las vacaciones para no dar información a los ladrones. Según los datos manejados por esta empresa de alarmas y seguridad, este verano el 84,3% de los españoles tienen previsto viajar y dejar sus viviendas vacías.

Esta mayor sensibilización respecto a la protección, junto a los avances en las tecnologías de red y la expansión de dispositivos conectados en lo que se conoce como internet de las cosas han creado un entorno favorable para que los hogares inteligentes sean una opción a tener en cuenta cada vez más.

Simulador de presencia

Una de las instalaciones tecnológicas que se han revelado clave para prevenir posibles robos es el simulador de presencia. La empresa tecnológica Loxone es una de las compañías internacionales pioneras en la instalación de este tipo de sistemas que graban el comportamiento de luces y persianas. En el momento en que la vivienda queda desocupada, reproduce estos comportamientos durante un horario en concreto. “Por ejemplo, durante la mañana o al atardecer, sube y baja persianas y enciende algunas luces para simular que los inquilinos siguen en casa”, explican desde la compañía.

La instalación de este sistema de red tiene un precio que ronda los 2.000 euros, que varía en función del número de estancias de la vivienda, las ventanas y los puntos de luz de los que disponga la casa. El sistema funciona tanto con control local como remoto desde móviles, tablets y ordenadores. Esta empresa austríaca, fundada en 2009, cuenta con más de 250 empleados y en 2016 obtuvo una facturación global que superó los 45 millones de euros. A nivel español, la facturación fue de 1,6 millones de euros y explican que la "previsión de este año es tener un crecimiento del 55%". 

Del mismo modo que sucedió con la eclosión de los telefónos móviles, los expertos y fabricantes aseguran que es cuestión de tiempo que las smart homes se conviertan también en algo imprescindible para la mayoría de la población.

¿Quiere hacer un comentario?