Menú Buscar
Rupert Stadler, presidente del grupo Audi.

Audi vende más coches pero gana menos por el ‘diéselgate’

La remuneración del consejo de administración bajó el 19,3% en 2015 para compensar, en parte, la disminución del 3% del beneficio neto

Redacción
3 min

Audi presentó este jueves en Ingolstadt (Alemania) los primeros resultados de la automovilística tras el escándalo del diéselgate. La firma premium es la primeera de las marcas del Grupo Volkswagen en presentar resultados y confirma que el escándalo de la falsificación de emisiones de óxido de nitrógeno propició un descenso del beneficio neto del 3% en 2015, hasta situarse en los 4.297 millones de euros.

El presidente, Rupert Stadler, reconoció que el resultado neto estuvo motivado por los efectos extraordinarios negativos derivados del diéselgate, que ascendieron a 228 millones en el pasado ejercicio y se esperan nuevas depreciaciones para 2016. Manifestó que el grupo está arrepentido por mentir en las emisiones y aseguró “total transparencia” para volver a poner las coses en orden.

La facturación sube

En el capítulo de ventas, Audi va bien. La facturación de la compañía en 2015 marcó un hito al alcanzar los 53.787 millones, el 8,6% más que el año anterior, y vendió 1,8 millones de vehículos en todo el mundo, el 3,6% más. La cifra de producción es igualmente buena: subió el 1,4% hasta los 1,83 millones.

La liquidez neta se mantuvo casi estable en los 16.400 millones (el 0,6% más). La compañía tropieza a la hora de aplicar las depreciaciones extraordinarias. Los beneficios brutos caen el 6,1% hasta los 16.400 millones y el resultado antes de impuestos se quedan en los 5,284 millones, un retroceso del 11,8%. Al final, el cash flow neto de Audi cayó el 45,2% hasta los 1.627 millones.

La alta dirección cobra menos

Una de las primeras decisiones del comité de dirección de la automovilística fue pasar la tijera por sus retribuciones para compensar el impacto del diéselgate. Los altos ejecutivos de Audi se bajaron el sueldo el 19,3% de forma homogénea, por lo que el grupo pasó de destinar 24,9 millones en retribuir al comité de dirección a repartirse un total de 20,07 millones.

De ellos, 4,69 corresponden al salario fijo recibido por la alta dirección, el 5% menos si se compara con los resultados de 2014. La gratificación variable es la que se recorta más: el 23%, hasta los 15,38 millones.

Rebaja de la prima a los trabajadores

El resto del gasto en el comité ejecutivo en 2015 corresponde a pagos a ex directivos de la firma y a sus familiares dependientes por importe de 9,4 millones de euros. Es la única partida que crece, el 17,5%. Las provisiones por pensiones retrocedieron el 21,2% hasta los 26,68 millones.

El bonus de los empleados de las factorías de Neckarsulm y Ingolstadt, ambas en Alemania, también bajará el 17%. La marca tiene previsto repartir una prima de 5.420 euros a sus trabajadores. La plantilla total del grupo se situó en los 82.838 trabajadores, el 7,2%.

Resultados de Volkswagen

Al final, Audi realizó una contribución de 2.752 millones de euros a los resultados del consorcio Volkswagen, el 15% menos que el ejercicio anterior.

El grupo alemán retrasó la presentación de resultados hasta el próximo abril. Así lo confirmó el presidente de Volkswagen, Matthias Müller, en el Salón del Automóvil de Ginebra.