Menú Buscar
Una de las autopistas que Atlantia controla en Italia / EP

Atlantia cederá el control de las autopistas al Estado italiano

El Gobierno italiano aprueba que la compañía deberá relegar la gestión de las carreteras en una filial que saldrá a bolsa

3 min

Atlantia tendrá que ceder el control de las autopistas al Gobierno del país transalpino tras el acuerdo aprobado por el Ejecutivo en un Consejo de Ministros extraordinario, que insta a la compañía a abandonar la gestión de Autostrade, la filial a través de la que ostenta estas vías, a una firma de capital público para luego sacarla a bolsa.

Atlantia, controlada por la familia Benetton y por Abertis, ha intentado hasta última hora proponer otras alternativas, aunque el Gobierno no ha accedido a las peticiones.

Dilución de participaciones

En este contexto la firma concesionaria deberá diluir hasta el 10% su actual participación del 88% en Autostrade, la firma a través de la que controla 3.250 kilómetros de autopistas italianas. El Gobierno también afirma que Atlantia ofreció vender la totalidad de su participación.

El proceso comenzará el próximo 27 de julio y no será inmediato, pues requerirá de entre seis meses y un año, según se extrae del comunicado de prensa emitido por el Estado italiano.

Amenazas

Las relaciones entre el Ejecutivo y la compañía siguen siendo tensas y el primer ministro, Giuseppe Conte, ha amenazado a Atlantia con retirar todas las concesiones de Autostrade, algo que, según la concesionaria sería un terrible escenario puesto que no podría pagar la deuda, que asciende a casi 10.000 millones de euros.

La firma italiana asevera que una revocación de las concesiones tendría un impacto total de 19.000 millones con consecuencias negativas para los bancos, las instituciones financieras y hasta 17.000 pequeños ahorradores, poseedores de sus bonos.

Sube en bolsa

Tras conocerse la noticia, Atlantia se dispara más de un 20% al principio de la sesión bursátil sobre el suelo del parqué de Milán. Los títulos de la compañía que, junto con ACS, controla la española Abertis, se intercambiaban a 14,435 euros, con lo que se revalorizaban el 26,12%.

De esta manera, las acciones se recuperan notablemente tras el descalabro bursátil de la jornada anterior, que se desplomó más de un 15% ante el riesgo de una revocación de las vías por parte del Ejecutivo italiano.