Menú Buscar
El consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, en una imagen de archivo / CG

Así intenta convencer Atlantia a los accionistas de Abertis

El gigante italiano asegura que la OPA ayudará a la mejora de la diversificación geográfica sin impactar de forma negativa al apalancamiento de la compañía

5 min

Tras un fin de semana de intensas negociaciones en Barcelona, el consejero delegado de Atlantia, Giovanni Castellucci, ha comparecido este lunes para explicar los pormenores de una oferta pública de adquisición (OPA) amistosa sobre Abertis que anunció hace casi un mes y que espera cerrar en el último trimestre del año. 

Un proceso “amistoso, que quiere decir que la operación se ha presentado con el precio adecuado, en el momento adecuado y con el coste adecuado”, en palabras del ejecutivo. 

Sinergias previstas

En el documento remitido a los mercados, la firma italiana asegura que se pueden crear sinergias para que el valor de la compañía crezca por los proyectos futuros en cartera, por una diversificación geográfica compatible y por iniciativas tecnológicas que también son compaginables. Entre ellas, la innovación en peajes automáticos y negocios vinculados. 

También remarcan que da un salto en la optimización de la estructura de deuda. Atlantia indica que el gigante de la gestión de autopistas en Europa tendría más facilidades para acceder al mercado y que sería capaz de repartir “dividendos significativos” desde el primer año de la integración. 

Convencer a Criteria

La operación no se plantea como un intento de absorción al uso. La firma transalpina intentará captar el 100% del capital de Abertis, pero para ello debe convencer a su accionista de referencia para que diluya la participación y se quede como segundo propietario de la firma resultante. Es decir, a Criteria (22,5% del capital). 

Por ello incluye en la OPA una fórmula mixta de contraprestación. Los tenedores de títulos de Abertis podrán optar por cobrar 16,5 euros, por encima de la cotización de este lunes; o intercambiarlos por acciones especiales de Atlantia con los mismos derechos políticos y económicos. Se transformarán en títulos ordinarios en febrero de 2019. 

Reparto de participaciones

En el documento que Castellucci ha presentado a los mercados se proyecta el reparto de capital del grupo posterior a la operación. Los Benetton se mantendrían como accionistas de referencia en la nueva Atlantia a través de Edizione, aunque rebajarían su peso en la estructura desde el 30,6% actual al 25,5%. 

El holding de la Fundación Bancaria La Caixa pasaría a tener un 16,4% del capital y se situaría como segundo propietario de una firma más internacional. GIC se quedaría con un 6,9% (actualmente tiene el 8,2%) y la Fondazione CRT con el 4,3% frente al 5,1% actual. 

Ebitda de 6.600 millones

Pasaría a estar presente en 15 países, gestionar 14.095 kilómetros de autopistas, aeropuertos con 60 millones de pasajeros y obtendrían unos resultados brutos (ebitda) de 6.600 millones de euros. Cifras que le permitirían superar a Vinci en las concesionarias europeas. 

El foco también está puesto en los mercados internacionales. El grupo resultante tendría el 45% de negocio en Italia --la exposición de Atlantia a su país de origen es muy importante, llega al 86% del ebitda--; otro 17% en Francia, donde Abertis es muy fuerte; y el 16% restante en España. 

Latinoamérica

Brasil y Chile serían el cuarto y quinto mercados con el 8% de los resultados brutos. Atlantia espera aprovechar el tirón de la marca Abertis, que mantendrá así como la cotización en la bolsa de Madrid y la sede de Barcelona, para crecer en el mercado latinoamericano. 

Menos representativos son los negocios incipientes en países como India, Croacia, Polonia, Canadá, Argentina o Colombia. Atlantia valora en 16.300 euros a Abertis en la OPA presentada a primera hora de la mañana.