Menú Buscar

Así se ‘coló’ el sector negocios de CDC en BComú

Joan Pinyol ha conseguido tomar las riendas de la política del ciclo del agua del Área Metropolitana de Barcelona gracias a su proximidad con la plataforma Aigua es Vida

C. F.
3 min

¿El sector negocios de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) de la mano de BComú? La proximidad tiene nombre y apellidos: Joan Pinyol, el actual director del área de medio ambiente del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Su designación en agosto para un cargo que desde el partido de Ada Colau se considera estratégico sorprendió. Especialmente por ser uno de los ideólogos de la privatización de Aigües Ter Llobregat (ATLL), un proceso al que el partido de Colau ha mostrado su oposición.

Desde las filas de la organización se justificó por la dilatada trayectoria en el sector, primero en Agbar y luego en la gerencia de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), desde donde saltó al Incasòl para ocupar en mismo cargo en el segundo mandato de Artur Mas. No se mencionó la proximidad que tenía con la plataforma Aigua és Vida, impulsada por el ingeniero que ocupó el número 12 en la lista de BComú de las pasadas municipales y que se incorporó a finales de octubre como concejal del Ayuntamiento de Barcelona en sustitución de Raimundo Viejo, el número cuatro de la candidatura En Comú Podem.

Documento firmado por Pinyol

La relación ha salido a la luz en las alegaciones que Agbar ha presentado para defender el contrato marco de la sociedad mixta que gestiona el agua del área metropolitana participada por la empresa privada (85%) y la administración supramunicipal (15%).

Pinyol encargó y firmó un informe del ACA en el que argumentaba que la inversión de las administraciones públicas en las estaciones depuradoras de agua en los últimos 25 años alcanzaba los 970 millones de euros y se incorporó en la demanda judicial iniciada por Acciona Agua y la Generalitat de Cataluña contra el proceso de creación de la empresa mixta. El grupo de los Entrecanales indicaba a partir de esta inversión que la participación pública debía pesar más en la compañía mixta, un argumento que se desestimó en el TSJC y Tribunal Supremo.

Querella por lo penal

El mismo documento se usó posteriormente en la querella penal de Aigua és Vida contra el mismo proceso a pesar de ser creado ad hoc para la primera demanda judicial. Fue el propio Pinyol quien se encargó de facilitárselo, indican fuentes de su entorno. Este medio ha intentado sin éxito ponerse en contacto con la plataforma.

La querella tampoco ha prosperado judicialmente.