Menú Buscar
El ataque de Arran contra un bus turístico en el Puerto Olímpico de Barcelona a principios de julio / CG

El Gremi d'Hotels afea a Colau que justifique el ataque de Arran

La asociación de empresarios de hotelería recuerda a la alcaldesa de Barcelona y a Gerardo Pisarello que los asaltos a buses turísticos "dañan" a la ciudad

09.07.2018 18:55 h.
4 min

El Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB) ha afeado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y a su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, que justifiquen el ataque de Arran contra un bus turístico perpetrado en la ciudad hoy lunes, 9 de junio. La asociación de empresarios ha recordado a los dos electos que dichos asaltos "dañan" la ciudad.

En palabras de su director general, Manel Casals, que después ha retuiteado la cuenta oficial del Gremio, la organización ha tildado de "intolerable" la cobertura municipal al acto vandálico contra un bus de ocio en la Vila Olímpica de Barcelona. "Intolerable Ada Colau. No valen los intentos de matizar la gravedad de estos hechos, Gerardo Pisarello. Tolerancia cero y acciones contundentes para evitar futuros ataques que tanto daño causan a nuestra ciudad", ha opinado Casals en las redes sociales.

Sólo la CUP lo avala

La condena del Gremio de Hoteles ha llegado después de que Pisarello, número dos de Colau, justificara el ataque con una pancarta y botes de humo contra un bus turístico al verlo como "una acción simbólica". El electo de Barcelona en Comú (BComú) ha subrayado que "no se han producido daños" durante el incidente y ha emplazado al resto de fuerzas con representación municipal a "abrir un debate sobre el modelo turístico de Barcelona".

La bancada opositora, no obstante, ha condenado caso en bloque la actuación de los llamados cachorros de la CUP. Así lo han expresado, por ejemplo, el PDeCAT, Ciudadanos, ERC, el PSC y el PP. Sólo la CUP ha avalado el vandalismo de Arran, con un tuit en el que ha cargado las tintas contra "el modelo turístico que nos condena, expulsados por alquileres imposibles, salarios de miseria, masificación del espacio público y monocultivo comercial".

Segundo ataque del verano

Cabe recordar que el revés del GHB a Colau y Pisarello llega después del segundo ataque de Arran contra infraestructuras turísticas de Barcelona en menos de un mes. El grupo radical juvenil se encadenó el pasado 19 de junio en la escalinata del Parque Güell. También desplegó una pancarta y como hoy, encendió bengalas de humo en una zona declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. En aquella ocasión, el Ayuntamiento de Barcelona sí condenó la acción, algo que no ha hecho hoy.

Antes, en verano de 2017, Arran causó una crisis política en Barcelona al atacar con esprays y cuchillos un autobús turístico repleto de turistas en Barcelona. Después, los anticapitalistas arremetieron contra el Puerto de Palma de Mallorca, en una campaña turismófoba que condenaron todos los partidos salvo la CUP.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información