Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública, defiende que la restauración pueda abrir por la noche / EP

Argimon defiende que la restauración abra por la noche

El secretario de Salud Pública insiste en que la situación actual permite abrir más la mano a algunos sectores: "Yo iría a cenar con mi burbuja"

5 min

Un día después de que se anunciaran las nuevas flexibilizaciones de las restricciones, que no han traído buenas noticias al comercio, el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, se ha desmarcado ligeramente de la corriente del Govern. La que defiende un criterio de estricta prudencia al relajar las medidas para luchar contra el Covid-19. Desde su punto de vista, la situación actual de los indicadores epidemiológicos anima a abrir un poco más la mano para ayudar a los sectores que peor lo están pasando, como es el caso de la restauración.

Argimon se ha mostrado a favor de relajar todavía más los límites y permitir que bares y restaurantes puedan abrir por la noche. "Yo iría a cenar con mi burbuja", ha reconocido en unas declaraciones que ha realizado este viernes en Radio 4 y en La2, aunque ha querido aclarar que él no es "quien pone todas las normas". El secretario ha insistido en la necesidad de "seguir dando aire" y, aunque admite que se ha dado "bastante", se mostró partidario de haberlo hecho un poco más en algunos sectores. "Hay gente que es más atrevida y gente que lo es menos", ha dicho.

Las dudas con AstraZeneca

Con respecto a la vacuna AstraZeneca, el secretario de Salud Pública aseguró que hay una cierta “contradicción" entre la decisión de la Agencia Española del Medicamento de avalar la vacunación después de que algunos países lo hayan paralizado al darse casos de trombosis y la del gobierno no permitir que se aplique a los mayores de 55 años . Argimon expone que se deben "separar" los dos debates y ha explicado que en Cataluña continuará administrando esta vacuna bajo las directrices estatales, por lo que no se cumplirá con la amenaza de desobediencia. 

El debate ha surgido después de que varios países europeos hayan detenido el uso de la inmunización de AstraZeneca por una treintena de casos de trombosis que se estudian en la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Argimon ha explicado que está bien poner el foco en lo que ha podido pasar. Añade que los primeros indicios de los que dispone la EMA apuntarían "más a una coincidencia en el tiempo" que a una relación de causa y efecto. Sin embargo, deja claro que se debe prestar "mucho cuidado" a lo que pueda ocurrir a largo plazo con una vacuna que se ha desarrollado en poco tiempo para frenar una pandemia mundial. 

A las espera de la Ema

El secretario ha insistido en que este debate debe estar al margen del que se refiere a la edad recomendada para administrar la vacuna y, en todo caso, deja claro que lo primero que hay que analizar es la seguridad. "Si la vacuna no es segura no se debería poner ni a los de 40 ni a los de 65", declara. Por esta razón, considera que aplicar prudencia significa plantearse si vacunar o no con AstraZeneca y ha insistido en que continuar haciéndolo y posponer esta discusión resulta una "incongruencia". "Alguien podría ser más cauteloso pero ellos dicen OK y nosotros decimos OK", ha sentenciado

Argimon ha explicado que esperará a tener el informe de la Ema sobre los casos de trombosis y una vez disponga de la información, volverá a pedir al Gobierno español qué evidencia científica tiene para fijar unos límites de edad. En su opinión, "no tiene sentido" que se esté vacunando gente joven sin riesgo y en cambio personas con un riesgo mucho más elevado no lo puedan hacer.