Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una sucursal de Caixabank / EFE

Archivada la querella contra Caixabank, Criteria y Fainé por la compra de BPI

La Audiencia Nacional ha decretado el sobreseimiento de la causa al considerar que los presuntos delitos de abuso de mercado y administración desleal no están debidamente fundamentados

3 min

La Audiencia Nacional ha archivado la querella admitida en su día contra Caixabank, Criteria Caixa (su primer accionista) e Isidro Fainé, presidente de ésta, además de otros directivos, por presuntas irregularidades en la operación de compra del banco portugués BPI por parte de la entidad financiera española.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 del Alto Tribunal, Santiago Pedraz, ha emitido un auto fechado este lunes en el que acuerda el sobreseimiento de la causa “al no resultar debidamente justificada la perpetración de los delitos que dieron motivo” a su formación.

Denuncia de accionistas

Entre ellos se encontraban los abuso de mercado (relacionado con el manejo de información privilegiada), administración desleal y diversos delitos societarios.

La denuncia fue presentada en su día por dos socios de BPI, cuyo argumento se basaba en que la realización de una serie de operaciones entre Caixabank y su primer accionista, con el objeto final de adquirir BPI, habían perjudicado los intereses de la entidad portuguesa.

La Fiscalía, a favor del archivo

Tras la admisión a trámite de la denuncia, presentada en 2018, la Fiscalía, que en principio se mostró favorable a esta acción, en febrero de 2019 ya se había decantado por adherirse a la solicitud de sobreseimiento que formularon las defensas, al entender que las operaciones objeto de la querella, avaladas por auditores externos, supusieron realmente un beneficio para BPI en términos de solvencia y capital social y que las ganancias de la entidad no se vieron resentidas con la compra de Caixabank.

En la misma línea, Ahora, el juez Pedraz ha decidido archivar la querella, al no haberse acreditado que los citados delitos se hubieran perpetrado y no existir expectativas de obtener nuevos datos inculpatorios.

La querella también se extendía al consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, y otros directivos como Óscar Calderón, secretario del consejo de administración, Alejandro García-Bragado, Antonio Massanell y Juan Antonio Álvarez.