Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Govern, Pere Aragonès, con los consejeros Jaume Giró y Roger Torrent y los líderes de Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT / EP

Aragonès se acerca a los agentes sociales con 1.053 millones de ayudas laborales

El Govern posa junto a Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT al lanzar un programa de apoyo directo a empresas, autónomos y empleados que están en ERTE

4 min

El nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, enmarcó en la estrategia de abrir una nueva etapa en Cataluña, la del diálogo, restablecer la conexión con los agentes sociales del territorio. El primer avance en este sentido se ha dado con una fotografía de los principales responsables económicos del Ejecutivo --también han estado presentes el consejero de Economía, Jaume Giró, y el de Empresa, Roger Torrent-- junto a los líderes de Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT en la presentación de una nueva línea de ayudas de 1.053 millones de euros.

Se trata de unas aportaciones cuya definición y destino ha sido pactado entre ambas partes. De esta forma, se superan tensiones del pasado y se da de nuevo una imagen de unidad entre los responsables políticos y los representantes de empresas y trabajadores catalanes.

Dos tramos de ayudas

El capital se inyectará a partir de julio de forma directa a empresas, autónomos y trabajadores que han tenido que promover (o sufrir en carnes propio) un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) desde el inicio de la pandemia.

Se repartirán en dos tramos, un primero de 993 millones que irá destinado a la “cobertura de empresas y profesionales” y un segundo dotado con 60 millones que se inyectarán de forma directa al mercado laboral. Es decir, a los trabajadores que estaban afectados por una regulación en mayo. Las transferencias a los empleados oscilarán entre los 600 euros (por un ERTE de hasta tres meses) y 700 euros (por afectaciones de cuatro a cinco meses).

Más sectores beneficiados

Además de movilizar nuevo capital público, Aragonès, Giró y Torrent han ampliado los sectores a los que va destinado. De los 96 iniciales se pasa a los 191. En cuanto a las cantidades, son similares a las de otras líneas de ayudas públicas catalanas.

Contempla aportaciones a empresas y autónomos de hasta 3.000 euros y de 4.000 a 200.000 para las compañías y empleados por cuenta propia que tributen con IRPF o impuesto de Sociedades y hayan experimentado un descenso de las operaciones de más del 30% en 2020.

Ayuda media por empresa

En una rueda de prensa posterior, el conseller de Empresa y Trabajo de la Generalitat ha concretado que el apoyo a empresas y autónomos beneficiará a aquellas compañías que acrediten una caída del 30% de facturación respecto al año 2019.

Por su parte, Giró ha indicado que se estima que las empresas reciban 16.000 euros de media en ayudas con un máximo de 200.000 euros y ha puesto en valor la ampliación del número de actividades económicas beneficiadas porque "hay muchas empresas tras cada una". Preguntado por si el acuerdo para las ayudas ha llegado tarde respecto a otras autonomías, Giró ha destacado que "se ha conseguido un acuerdo en un tiempo récord" y que las comunidades que lo han aprobado previamente son minoría.