Menú Buscar
Josep Oliu, Javier Faus, Pau Relat, Sánchez Llibre, Luca de Meo, Núria Marín, Antoni Delgado y Enrique Lacalle / CE

La apuesta de Luca de Meo por Barcelona sin Colau ni Chacón

El expresidente de Seat reclama a los empresarios catalanes que dejen atrás sus complejos y tengan ambición, en un foro sin representantes del Ayuntamiento de Barcelona ni de la Generalitat

5 min

Luca de Meo, expresidente de Seat, ya a punto de dirigir las riendas de Renault-Nissan, lanza un mensaje contundente: “Barcelona es un activo para España y Europa”. Y lo hace en un foro repleto de empresarios y representantes del mundo económico, en el Círculo Ecuestre, en un homenaje que le organizó el propio club económico junto a Foment del Treball, el Círculo de Economía y Fira Barcelona. ¿Ausentes? No acudió ningún representante del Ayuntamiento de Barcelona ni de la Generalitat. Tampoco de la Cámara de Comercio, que no había sido invitada.

El ejecutivo italiano, agasajado por las cúpulas de las distintas organizaciones económicas este jueves, quería agradecer ese cariño, pero sin renunciar a ninguno de sus postulados. Firme defensor de tomar decisiones, más allá de las reflexiones y los apuntes sobre el papel, Luca de Meo lanzó mensajes claros: “Me han dicho muchas veces que en España se hace un aceite excelente, pero que el marketing es de los italianos, que venden ese mismo aceite. Pues la respuesta es sencilla: elaborad las botellas, las mismas botellas atractivas para vender, ¿cuál es el problema para no hacerlo?"

Potencialidad de Barcelona

Su intervención en el Círculo Ecuestre pretendía animar a una clase empresarial que suele mirar con frecuencia hacia Madrid y que se siente desangelada por las instituciones políticas catalanas. Lo señaló en diversas ocasiones, al pedir que ese entramado empresarial “vea e impulse la potencialidad de España y de Barcelona”.

El expresidente de Seat, Luca de Meo, en el Círculo Ecuestre / CG
El expresidente de Seat, Luca de Meo, en el Círculo Ecuestre / CG

Fue Enrique Lacalle, vicepresidente del Círculo Ecuestre, que preside Antonio Delgado, quien le recordó a Luca de Meo su nuevo puesto, que estará en París, al frente de Renault. “Ya sabemos que no podrás decir nada, pero si te piden opinión defiende Barcelona”, señaló, en referencia a Nissan, y a la situación de la planta en Barcelona.

Involucrado en la sociedad catalana

Sin embargo, no había ningún consejero de la Generalitat para recoger ese guante. No estuvo la consejera de Empresa, Àngels Chacón, ni tampoco la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, o el teniente de alcalde, Jaume Collboni, que tenía una cita programada desde hace meses, según fuentes municipales. Aunque no hubo invitaciones formales, los organizadores habían cruzado mensajes con distintos representantes políticos. Se trataba de un homenaje a uno de los mayores impulsores de Seat en las últimas décadas que, además, se involucró en la sociedad y en el tejido empresarial catalán, formando parte, por ejemplo, de la Junta del Círculo de Economía, de la mano del empresario y abogado Javier Faus.

Sí estuvo una “alcaldesa”, en palabras de Lacalle, que no era otra que la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, muy atenta a todos los foros económicos. También asistió el delegado del Gobierno del Consorcio de la Zona Franca, Pere Navarro, y numerosos ejecutivos de empresas, así como las cúpulas de Foment, el Círculo de Economía, de Fira Barcelona, y del propio Círculo Ecuestre.

Año complicado

No se esperaba, porque las relaciones son distantes, y porque no se había cursado la invitación, al presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell.

Luca de Meo señaló que seguirá “acompañando” a Seat, y que dispone de un “magnífico equipo” para afrontar un 2020 que, a su juicio, será complicado para todo el sector.