Menú Buscar
El consejero delegado de Applus, Fernando Basabe, el día de la salida a bolsa de la compañía / EFE

Applus mejora sus resultados semestrales un 36,2%

El grupo de certificaciones refinancia la deuda de 750 millones contraída con la banca y que vencía en 2020

3 min

Applus Services registró un resultado neto de 22,2 millones de euros en los seis primeros meses del año, cifra un 36,2% superior a la del mismo periodo de 2017, según ha informado este martes la compañía, que ha precisado que su resultado operativo ajustado fue de 82,3 millones, un 15,9% más.

El beneficio neto ajustado de Applus se situó en 45,9 millones entre enero y junio, por encima de los 40,2 millones del primer semestre de 2017, lo que supone un aumento relativo del 14,2%.

Aumento orgánico

La cifra de ingresos mejoró un 3% en la primera mitad del año, hasta los 812,8 millones, como consecuencia de un crecimiento orgánico del 3,5% y de la aportación de las adquisiciones realizadas en el último año, y todo ello a pesar del impacto negativo de los tipos de cambio.

Fernando Basabe, consejero ejecutivo de la firma, ha subrayado que los resultados del primer semestre han sido "buenos", al mostrar un crecimiento orgánico tanto en ingresos como en resultado operativo ajustado de las cuatro divisiones en las que opera la compañía.

La división energética

De hecho, la división más grande del grupo en cuanto a ingresos, la de Energy & Industry, registró hasta junio, por primera vez desde 2014, un crecimiento orgánico positivo tanto en ingresos como en resultado operativo ajustado gracias a la mejora del mercado de petróleo y del gas. Esta división sumó 481,9 millones en ingresos en el primer semestre.

Las otras tres divisiones del grupo (Idiada, Auto y Labs) mostraron también unos resultados "excelentes" entre enero y junio, según la compañía.

Refinanciación

La compañía ha refinanciado su deuda financiera, extendiendo el vencimiento y diversificando sus fuentes de financiación.

La estructura de la deuda de Applus existente hasta la fecha, consistente en un préstamo bancario sindicado de 750 millones con vencimiento en el mes de junio de 2020, ha sido refinanciada anticipadamente "para aprovechar las buenas condiciones existentes en el mercado".

La nueva estructura de deuda del grupo se compone de una parte de deuda bancaria y de una colocación de deuda privada con inversores institucionales.