Menú Buscar
La comisaria de Competencia de la Unión Europa, Margrethe Vestager, con su iPhone, de Apple / EFE

Apple paga los 14.000 millones que le concedió Irlanda con ventajas fiscales ilegales

La Comisión Europea confirma que el país castigado ha recuperado ya el dinero del trato de favor al gigante informático

18.09.2018 19:45 h.
3 min

La Comisión Europea (CE) ha iniciado el proceso para retirar la denuncia contra Irlanda por conceder ventajas fiscales –pago de menos impuestos— a Apple entre 2003 y 2014. En concreto, el órgano comunitario ha tomado la decisión después de que el Gobierno castigado haya recuperado los 14.000 millones de euros en ayudas “ilegales” al gigante informático. Es la cantidad que habría dejado de pagar la multinacional, intereses incluidos.

La comisaría de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, ha difundido en Twitter un comunicado en el que anunciaba la novedad: “El ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, ha confirmado la recaudación total de los 14.000 millones de ayudas ilegales a Apple –por impuestos no pagados—”.

Caso cerrado

Vestager ha celebrado el anuncio de Dublín como “bueno” y ha adelantado que ello permitirá a Bruselas “cerrar la acción judicial” que presentó ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).

Según Donohoe, Apple ha reparado el daño con la devolución de 13.100 millones de euros –equivalente al presupuesto nacional de salud de Irlanda— en concepto de ayudas recibidas y otros 1.200 millones de euros adicionales en concepto de intereses. Por lo tanto, caso cerrado.

Dos años de investigación

La CE inició su investigación en 2014, y dos años después concluyó que Irlanda había dado un trato de favor a Apple con ventajas fiscales. Por ello, denunció al país ante el TJUE y sancionó a la compañía con la devolución del importe. Irlanda “permitió a Apple pagar una tasa efectiva del impuesto de sociedades del 1% de sus beneficios europeos en 2003 que bajó hasta el 0,005% en 2004”.

Esta sanción, la más alta por este motivo, surgió en pleno endurecimiento de los controles de la Comisión Europea. En 2016, por ejemplo, la CE ordenó a Bélgica la recuperación de 700 millones de euros de 35 compañías, entre las que destacan BP, Proximus, ABInBev y Atlas Copco.