Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nuevo iPhone 12 Pro en una tienda de Apple / EFE

Apple gana 49.000 millones pese a la falta de tirón del iPhone

La firma de Cupertino cierra su año fiscal de 2020 con un crecimiento del 4% del beneficio y una facturación de 260.174 millones de euros

3 min

Apple cerró su año fiscal 2020 con un incremento del 4% del beneficio, hasta los 49.172 millones de euros gracias al impulso de los servicios y la venta de accesorios. Con todo, los teléfonos iPhone han dado un rendimiento menor durante los últimos 12 meses en comparación con los números de 2019. Esto se explica en parte por el retraso en la venta de sus terminales a causa de la pandemia.

La multinacional de Cupertino ha comunicado unos ingresos de 260.174 millones entre septiembre de 2019 y septiembre de 2020. Asimismo, los accionistas de Apple se embolsaron 3,31 dólares por título, frente a los 2,99 del año pasado.

Los accesorios ya superan al Mac

Mientras que las ventas del iPhone, estandarte de la compañía, han descendido durante el último año, la facturación ha crecido en el resto de productos. El teléfono inteligente sigue generando la mitad los ingresos (137.781 millones). Le siguen los servicios (53.768 millones) y la tecnología para el hogar y accesorios como el Apple Watch, el HomePod y los auriculares AirPods (30.620 millones).

Este último segmento del negocio ha logrado superar este año los ingresos generados por los ordenadores Mac de la compañía, que generaron ventas por valor de 28.622 millones. Además, en lo que se refiere al iPhone, Apple se retrasó en un mes en poner a la venta el iPhone 12 por las dificultades de producción durante la pandemia.

Europa, el mercado que más crece

Por mercados, la facturación de Apple en 2020 creció sobre todo en Europa (más 13,9%), seguida de la región Asia-Pacífico excluyendo China y Japón (más 10,15%) y las Américas (6,5%). Esta última región, que incluye América del Norte, del Sur, Central y el Caribe, es la principal fuente de ingresos para la firma, sobre todo por la fuerza de EEUU y casi duplica a Europa.

La firma de la manzana también ha incrementado su deuda a largo plazo, que pasó de los 91.807 millones al cierre del ejercicio fiscal 2019 a los 98.667 millones actuales. "Apple termina un año fiscal definido por la innovación en medio de la adversidad, con un trimestre de septiembre de récord, apuntalado por las marcas históricas de los servicios y de los Mac", ha señalado el consejero delegado de la firma, Tim Cook.

Sin embargo, los resultados no convencieron a los inversores en Wall Street, y las acciones de la compañía caían un 5,4% hasta los 109,09 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los mercados neoyorquinos.