Menú Buscar

El aporte de las energéticas al fondo de eficiencia sube a 203 millones en 2019

Transición Ecológica eleva a 112 millones el importe que deben poner Repsol, Endesa, Naturgy y Cepsa, más de la mitad del total

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, hace el reparto de los 203 millones del fondo de eficiencia a pagar por las energéticas en 2019 / EFE
07.12.2018 12:39 h.
3 min

Repsol aportará 39 millones de euros, Endesa casi 28, más de 22 corresponden a Naturgy, similar cantidad a Cepsa, Iberdrola tendrá que poner más de 15 millones, BP más de 11 y Galp cerca de 9. Estas son las cantidades que, en función del volumen de energía vendida en España, tendrán que aportar las principales compañías energéticas españolas al Fondo Nacional de Eficiencia Energética en 2019, que ascenderá a un total de más de 203 millones de euros.

El Ministerio para la Transición Ecológica, dirigido por Teresa Ribera, ha abierto el trámite de audiencia de la propuesta de orden ministerial por la que se establecen las obligaciones de aportación al fondo para 2019, paso antes de aprobarse y que sea definitiva.

La aportación obligatoria al fondo, creado en 2014, se establece, conforme a la metodología diseñada por el Gobierno, en proporción al volumen de ventas de energía.

Objetivo de ahorro agregado

En la propuesta de orden, para el año 2019 se establece un objetivo de ahorro agregado de 262 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep) o 3.046,51 gigavatios (GWh). Así, la equivalencia financiera para el año 2019 se establece en 0,789728 millones de euros por ktep ahorrado, o 67.916,58 euros por GWh ahorrado.

En el caso del sector eléctrico, se computa la energía vendida al consumidor final, mientras que en el de los operadores petrolíferos al por mayor se contabiliza la energía vendida al nivel nacional para su posterior distribución al por menor y a consumidores finales durante el año 2017.

Recursos ante el Supremo

Para realizar la asignación, Transición Ecológica ofrece un desglose de la energía vendida por cada empresa, así como su porcentaje sobre las ventas totales. A partir de ese criterio, se reparte entre las distintas empresas el coste total del fondo de eficiencia.

Las empresas del sector energético obligadas a realizar estas aportaciones han venido recurriendo ante el Tribunal Supremo, por separado o a través de asociaciones empresariales, las cantidades que se les ha obligado a aportar al fondo en los últimos años.

¿Quiere hacer un comentario?