Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Passeig de Gràcia, la milla de Oro de Barcelona / ASSOCIACIÓ PASSEIG DE GRÀCIA

Apagón a medias de escaparates: el comercio barcelonés cumple de forma desigual la nueva normativa

Los establecimientos de las principales arterias comerciales de la ciudad han dejado a oscuras sus aparadores a partir de las diez de la noche, con excepciones de varias tiendas de moda

3 min

La nueva normativa de ahorro energético impuesta por el Gobierno que obliga a apagar a las diez de la noche los escaparates, tiene un seguimiento desigual en Barcelona. Las principales arterias comerciales de la ciudad tenían la obligación de dejar sus escaparates a oscuras a partir de medianoche, cuando entraba en vigor la medida. Aunque muchas tiendas, especialmente de moda, han mantenido las luces encendidas.

La norma ha tenido, por tanto, un seguimiento desigual en el centro de Barcelona después de su entrada en vigor. De hecho, la mayoría de establecimientos que a medianoche tenían las luces encendidas han seguido con ellas a partir de esa hora, con una mayoría relevante en los locales de moda.

“Cuestión técnica”

Aunque la mayoría de locales mantenían los aparadores de la capital catalana encendidos, las medidas del Gobierno en lo que respecta a ahorro energético han pillado por sorpresa a comerciantes y políticos. En este aspecto, la Comunidad de Madrid presidida por Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que llevará la medida ante el Tribunal Constitucional (TC).

Sin embargo, el presidente de la Unión de Ejes Comerciales y Turísticos de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, ha asegurado que esta situación de mantener los escaparates iluminados se deba, seguramente, a una “cuestión técnica”. Así lo ha explicado en declaraciones a Efe, donde ha remarcado que el estar de vacaciones y la incapacidad de muchos trabajadores de regular el reloj de programación y la asistencia de un técnico, pueden haber sido las variables por las que no ha habido un seguimiento masivo de la medida.

Improvisación del Gobierno

“Todo ha sido muy improvisado, muy precipitado y con poco tiempo de adaptación”, ha aseverado Jené. El representante de comercios, no obstante, cree que no hay ningún motivo para que los establecimientos no van a aplicar la medida, dado que “no hay ninguna voz crítica respecto a las medidas”, han sentenciado.

Casa Batlló decorada con rosas rojas por Sant Jordi
Casa Batlló iluminada para Sant Jordi

Por otra parte, este ahorro energético que ha impuesto el Gobierno con su nueva normativa a comercios, no aplica para los edificios emblemáticos. Así, mientras los establecimientos tienen que apagar las luces a las diez de la noche, la iluminación de la Casa Batlló, por ejemplo, han seguido encendidos. La Pedrera, también el la milla de oro barcelonesa, las ha apagado.