Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de HSBC, uno de los bancos investigados en el blanqueo de capitales / EP

Anticorrupción pide archivar la causa por blanqueo contra HSBC, Santander y BNP

La fiscalía reconoce las "graves irregularidades" cometidas por ocultación de patrimonios, pero pide el sobreseimiento por falta de pruebas concluyentes

Ricard López
7 min

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz el archivo de la causa que investiga a la excúpula del banco HSBC en Suiza y a diez directivos del Santander y BNP Paribas en España por un presunto delito de blanqueo de capitales y organización criminal, al entender que no existen motivos suficientes para mantener la acusación.

En un informe presentado al Juzgado Central de Instrucción número 5, la Fiscalía explica que durante la investigación iniciada en abril de 2016 “se ha puesto de manifiesto cómo la operativa por la que la entidad HSBC Private Bank Suisse proporcionaba a los contribuyentes españoles los mecanismos para ocultar sus fondos al erario público español (entre otros hechos delictivos), se extendía al aprovechamiento y repatriación de los mismos, contando con la necesaria actuación de su entidad corresponsal en España, Banco Santander y BNP Paribas, que prestaron su apoyo en operaciones puntuales”.

"Graves irregularidades"

Los informes de los peritos judiciales y la documentación incorporada a las actuaciones revelan “graves irregularidades” cometidas por las dos entidades españolas, según el Ministerio Público. Y apuntan que “agrava más si cabe esta consideración la notoria publicidad alcanzada en los medios de comunicación de la implicación en la ocultación del fraude fiscal masivo llevado a cabo por la entidad helvética”.

Entre otras irregularidades, los investigados omitieron las obligaciones de identificación del cliente, “obviando así los controles que habrían impedido utilizar sus instrumentos financieros a personas incursas en actuaciones delictivas”. Y también la “absoluta falta de valoración del riesgo que representaba la entidad HSBC Private Bank Suisse”, calificado como alto por los peritos judiciales.

La Fiscalía apunta además que HSBC fue sancionada en España por permitir 138 cuentas cifradas --es decir, sin un titular identificado--, que amparaban la gestión de patrimonios de clientes sin saberse sus nombres para la Hacienda Pública.

Investigación

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata abrió en 2017 una investigación sobre quien fuera presidente del consejo de administración de HSBC entre 2006 y 2007, Peter Widmer, los consejeros delegados en esa época, Christopher Meares y Clive Bannister, y otros cuatro directivos, que posteriormente amplió a siete del Santander y tres de BNP Paribas.

El magistrado quería aclarar si existieron movimientos de fondos entre España y Suiza deliberadamente opacos al fisco, dentro de una pieza que afecta a entidades financieras de la investigación sobre la denominada lista Falciani.

Sanciones a Botín

El pasado 17 de diciembre, los peritos designados por el Banco de España ratificaron en sede judicial sus informes, que desvelaban movimientos de fondos de clientes con residencia en España desde el Santander, Santander Investments y BNP Paribas a HSBC Private Bank Suisse. Unas operaciones que se habrían ocultado al fisco español, señala Anticorrupción en una nota.

Entre las operativas destacadas figura una efectuada por el ya fallecido presidente del Santander, Emilio Botín, y su hermano Jaime, que fueron sancionados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en su día por ocultar hasta mediados de 2010 una parte de sus acciones en Bankinter después de que la Audiencia Nacional anulara una primera sanción impuesta por el mismo motivo.

Ocultación en Suiza

En sus diligencias, la Fiscalía constata que "los distintos obligados tributarios ocultaban sus patrimonios en la entidad bancaria suiza durante largos periodos, acumulándose las cuotas defraudadas año tras año a través de sus cuentas".

Asimismo, reconoce que la legislación vigente "ha mantenido expresamente la exclusión de responsabilidad por las falsedades documentales vinculadas a los fraudes fiscales regularizados", como ha ocurrido en este caso.

Ven delito, pero piden el sobreseimiento

Los fiscales que firman el documento, Carmen Launa --que participó en el juicio por la salida a bolsa de Bankia--, y Juan José Rosa, lamentan que se pretenda amparar "una organización de blanqueo sistemático por una regularización puntual a posteriori".

Sin embargo, Anticorrupción señala que “las numerosas evidencias afloradas podrían resultar insuficientes para alcanzar la convicción del reproche penal a título de dolo [intención de cometer el delito] a la vista de la ausencia de una prueba directa, inequívoca y sin fisuras, que acredite el conocimiento cabal de que a través de los instrumentos puestos a disposición por ambas entidades, Banco Santander y BNP Paribas, a otra entidad de alto riesgo, HSBC Private Bank Suisse, se canalizasen fondos procedentes de actividades delictivas”.

Por ello, aunque en su opinión hubo delito, "no hay motivos suficientes para acusar a determinada o determinadas personas como autores, cómplices o encubridores", motivo por el cual solicitan el sobreseimiento. Los fiscales piden también que se remita toda la documentación a la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).