Menú Buscar
Antonio J. Cobo (i), presidente de Anfac y máximo ejecutivo de General Motors en España en el encuentro de la automoción en IESE / CG

Anfac se marca el reto de superar los tres millones de vehículos fabricados en España

El presidente de la patronal de los fabricantes indica que la industria se debe poner las pilas ante el reto del "cambio y la velocidad"

3 min

España alcanzará un hito en la automoción el próximo año, cuando se alcancen los tres millones de unidades producidas en el país según los datos de Anfac. Pero el presidente de la patronal de los fabricantes, Antonio J. Cobo, ha marcado un nuevo objetivo en el encuentro de la automoción que tiene lugar en IESE de Barcelona: “Debemos ser lo suficientemente ambiciosos y competitivos para alcanzar los tres millones”.

“El automóvil se encuentra en una encrucijada”, ha indicado. El también máximo ejecutivo de General Motors en España ha hablado del “reto del cambio y la velocidad” al hacer frente a innovaciones como la electrificación, la conectividad, el vehículo autónomo o el fenómeno del car sharing, el compartir coche. Y ante este escenario, los grupos tradicionales se enfrentan a nuevos players tecnológicos, grandes firmas o pequeñas start ups que revolucionan la tendencia del sector.

Momento dulce de la industria

La industria del país lo enfrenta “en un momento dulce”. Anfac afirma que se alcanzarán los 2,8 unidades producidas en el ejercicio en curso, de las que 2,4 se exportarán y otras 1,3 se matricularán en el mercado nacional. Además, el número de ocupados en el sector avanzará el 8% y se producirán 18.000 millones de euros de superávit comercial.

El escenario para 2017 supera este optimismo. Cobo remarca el “momento ilusionante” que significa alcanzar las tres millones de unidades fabricadas, el objetivo que se fijó en 2012. Se exportarán 2,6 millones de unidades y las matriculaciones nacionales llegarán a los 1,4 millones. “¿Qué otra industria puede hablar de estos datos?”, ha manifestado el ejecutivo.

Se prevé que, de nuevo, en la ocupación hayan buenas noticias con otro avance del 9% de nuevo empleo y un superávit comercial de 20.000 millones de euros.

Reto de la competitividad

Las cifras económicas son positivas, pero la patronal de los fabricantes alerta con las consecuencias que puede acarrear relajarse. “España debe mantenerse como un país competitivo y nos debemos adaptar a las nuevas tendencias mundiales”, ha señalado.

No perder la “senda de la competitividad” pasa por que las fábricas sigan apostando por la “industria de calidad, los altos niveles de productividad y la innovación tecnológica”. Todo ello, sin hipotecar los costes de producción. “Fabricar en las plantas españolas debe ser competitivo a nivel mundial”, ha sentenciado.

Las cifras económicas de la industria son positivas, pero las factorías aún están en alerta para no dejar pasar el tren de las nuevas tendencias del sector.