Menú Buscar
Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de Anfac en una imagen de archivo / ANFAC

Anfac anima a reflexionar sobre los retos de la tecnología en el sector

Alerta de los riesgos en ciberseguridad por la ingente cantidad de datos que generarán los coches conectados y pide avances en regulación

26.06.2018 13:32 h.
3 min

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha animado este martes al sector a hacer una reflexión sobre los grandes retos que pone sobre la mesa los avances tecnológicos del sector. El vicepresidente de la patronal, Mario Armero, indica que el avance hacia el coche conectado y la conducción autónoma es imparable. Pero advierte de los riesgos que se generan en este nuevo escenario y que se deben abordar.

De entrada, el ejecutivo apunta a la gran cantidad de datos que se generarán desde los vehículos. Se trata de información personal y en algunos casos sensible de sus conductores. Se registra los recorridos, las acciones al volante o el uso que los pasajeros hacen de las aplicaciones que están instaladas en el vehículo, entre otras. Compartir estos datos con los gestores del tráfico ayuda a evitar atascos y congestiones. Pero también despierta el apetito de los piratas informáticos que pueden usar los registros por otros fines que no sean tan positivos.

Ciberseguridad y normas

“La tecnología facilita la vida de los humanos, pero también nos vuelve más vulnerables”, ha apuntado Armero. Por lo que pide avanzar en cuestiones de ciberseguridad. Anfac quiere que se defina, de entrada, algo tan simple como quién es el dueño de esta información y que este pueda decidir con quién se comparte y qué uso se le da.

También reclama una reflexión de todos los actores implicados en la automoción para definir una nueva regulación. Las normas actuales del sector sirven para abordar básicamente los riesgos de la seguridad en la carretera, pero nunca han contemplado las brechas de los avances tecnológicos.

Polo de atracción

El último gran debate que se debería abordar es el papel de la industria española ante la nueva realidad del sector. Es decir, definir qué medidas se deben activar para propiciar que el país se convierta en un polo de atracción para el desarrollo de la tecnología del motor.

Armero advierte de que el sector atraviesa una transición “absoluta” hacia un nuevo modelo de negocio. Grandes compañías del sector, como Volkswagen y Seat, ya han movido ficha y han abierto un centro de innovación en la llamada casa de los emprendedores de la capital catalana, el Pier 01 de Barcelona Tech City. Anfac pide que este avance se genere en toda la industria sectorial, históricamente de las más potentes del país.

El debate sobre el futuro de la automoción ha tenido lugar en el Ciclo de Encuentros Ageingnomics organizado por Deusto Business School y Mapfre este martes en Madrid.