Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Prisa cuenta con Andrés Varela como nuevo accionista / PRISA

Andrés Varela, el vértice audiovisual de una estirpe de ingenieros

El empresario, emparentado con la familia fundadora de Acciona, salta a la primera línea por su entrada en Prisa y la serie sobre Pedro Sánchez que prepara su productora

5 min

No le va a ser tan sencillo a partir de ahora a Andrés Varela mantener un perfil tan sumamente bajo como el que ha sostenido hasta la fecha. Alguien que pasa a ser socio de referencia del grupo que aglutina los medios de comunicación con más audiencia del país y que, además, se encarga de una serie de TV a mayor gloria de todo un presidente del Gobierno en ejercicio ven derrumbarse sin solución de continuidad cuantos muros ha podido levantar para preservar su intimidad. 

A Varela nunca le he venido mal que un apellido tan rimbombante y sonoro en el panorama empresarial español como el de Entrecanales vaya en segundo lugar. En una destacada estirpe de ingenieros, un emprendedor en el ámbito audiovisual no deja de ser un verso suelto, aunque no necesariamente carente de éxito. 

Un discreto segundo plano

Alejado de los focos de la gran empresa y los mercados que siempre estuvieron sobre su tío José Manuel Entrecanales Azcárate, fundador de lo que hoy es Acciona, y su primo José Manuel Entrecanales Domecq, que tomó el relevo de su progrenitor al frente del grupo de infraestructuras y energías renovables, la vida de Andrés Varela cambió cuando, junto con otros socios, se embarcó en una aventura llamada Globomedia que, probablemente, ni sus propios creadores imaginaron hasta dónde podría llegar. 

Igual que sucede con su núcleo familiar, Varela se movía en un discreto segundo o tercer plano en una productora que contaba con rostros y nombres muy populares para el gran público, en especial los de Emilio Aragón y Daniel Écija

El factor José Miguel Contreras

Globomedia se hizo mayor antes de tiempo. Junto a los tres mencionados, un entonces semidesconocido José Miguel Contreras ya movía como pez en el agua entre bambalinas y no tardó en abrir caminos que los socios ni siquiera se habían planteado transitar. 

En especial, aquello de tener un canal en abierto en la por entonces novedosa TDT, que convivía con la señal convencional con la ventaja de sacar músculo en lo que se refería a los aspectos tecnológicos. La Sexta echó a andar con el apadrinamiento del entonces presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que prefirió establecer su propio aparato mediático antes que confiar en el tradicional apoyo de un Grupo Prisa que vivía, por entonces, los últimos años bajo el mando de su alma mater, Jesús de Polanco.

Roures y Benet

Como suele ocurrir en estos casos, con el crecimiento llegan los problemas, las ambiciones y, en el caso de los fundadores de Globomedia, otros dos factores con nombre y apellidos: Jaume Roures y Tatxo Benet

Los tentáculos de Mediapro se extendieron en Globomedia hasta que los fundadores decidieron ceder y repartirse un jugoso botín de 80 millones de euros que los empresarios catalanes pusieron encima de la mesa.

Diversificación 

Con la venta, cada uno de los socios fundadores se estableció por su cuenta y el caso de Varela Entrecanales no fue una excepción. Pero ya no perdió la sintonía ni el contacto con Contreras, cuyo alcance en la industria de los medios de comunicación no se esfumó con la llegada al poder del Partido Popular, como algunos vaticinaban. 

Fervoroso aficionado a la vela y de firmes convicciones, Andrés Varela ha seguido desarrollando su actividad como productor, embarcado en los últimos tiempos en The Pool Talent Management, con varias líneas de negocio que van desde diversos productos audiovisuales hasta la representación de artistas del panorama nacional. 

Al contrario de lo que ha sucedido hasta este momento, ahora es él el encargado de estar al frente de un grupo de empresarios de la comunicación que se ha convertido en socio de referencia de Prisa, al tomar un 7% del grupo, que vive tiempos convulsos desde hace tiempo, especialmente desde el punto de vista financiero.