Menú Buscar
Antoni Marti, presidente del Gobierno de Andorra que ha pinchado en la captación de inversores internacionales / GA

La captación de inversiones extranjeras en Andorra, un “fracaso absoluto”

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada asegura que el resultado de siete años de trabajo del Gobierno del Principado ha sido negativo

25.03.2019 19:07 h.
4 min

El Gobierno de Andorra saliente ha pinchado en su voluntad de intentar captar inversiones extranjeras en el Principado. Así lo indica el Instituto de Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, una organización de pensamiento que ha creado un grupo de trabajo específico para analizar la situación económica de un país que está a las puertas de unas elecciones generales clave.

El mandato de Antoni Martí, el actual presidente del Ejecutivo, vence el próximo 7 de abril, cuando los 70.000 habitantes del territorio están llamados a las urnas. Entre el legado que dejará el político de Demòcrates d’Andorra (DA) se incluye la Ley 10/2012, una norma cuyo objetivo era precisamente propiciar que el capital internacional participara en proyectos del Principado. La conclusión del grupo de análisis es meridianamente clara: los resultados obtenidos en esta materia son de “fracaso absoluto” y de un balance “calamitoso”.

Pérdida de inversión

El Gobierno de Martí ofreció datos “extensas y claras” sobre el impacto de la inversión extranjera en la economía del país hasta 2016, aspecto que se cuestiona por transparencia. Se usa el indicador del volumen de inversiones formalizadas en 2017 para afirmar que se alcanzaron los 82,5 millones de euros en ese ejercicio, una cifra que está lejos de los 98,2 millones que se obtuvieron un año antes (reducción del 16%). También está por debajo de los 97 millones que se obtuvieron en 2015.

El grupo de trabajo remarca que el “fuerte salto” que se produce en el capital que llegó a Andorra entre 2014 y en los años siguientes. La cifra se situó en ese ejercicio en los 49,8 millones, mientras que en 2015 se alcanzó los 97 millones. Este avance no está relacionado con la puesta en marcha de ningún proyecto estratégico, responde a la regulación de patrimonios de ciudadanos no residentes a raíz de los acuerdos alcanzados con España para evitar la doble imposición.

Falta de confianza

¿Qué falla en el Principado para no ser atractivo para el capital internacional? La organización que impulsa el análisis indica que existen variables psicológicas que “priman más que los manuales de economía”. Entre ellos, la confianza en las instituciones o la imparcialidad y eficiencia. “El actual Gobierno no ha sido capaz de aportar”, asegura el vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, Jesús Sánchez Lambás.

El estudio no entra en cuestiones como la demanda presentada por Cirsa, Casinos de Austria Genting, Patouche y Barrière por las presuntas irregularidades en el concurso público que se convocó para construir el primer casino del país, cuya adjudicación fue a parar a la única empresa andorrana que pujó por el contrato millonario. Sí que incluyen como un lastre la “discutible intervención de la entidad BPA”, el hecho que consideran que disparó las dudas sobre la gestión del sistema financiero del país. El caso aún está en los tribunales tanto de Andorra como internacionales.