Menú Buscar
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y algunos de sus candidatos para la Cámara de Comercio de Barcelona y Enric Crous (i) junto a los representantes de Femcat y Pimec / CG

¿Pinza de ANC y la candidatura de Crous y Pimec en la Cámara de Comercio de Barcelona?

Los independentistas más radicales retiran candidaturas en epígrafes muy disputados a días de que empiecen las elecciones empresariales

29.04.2019 00:00 h.
8 min

Los empresarios catalanes elegirán a partir de este jueves a los que actuarán como portavoces de su ámbito de actividad en las 13 cámaras de comercio del territorio. Lo harán en unas elecciones sui generis por la polémica que se ha desatado por la falta de garantías del voto electrónico y por un movimiento que se ha dado por parte de la candidatura que impulsa la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y que ha enrarecido aún más los comicios en la organización de Barcelona.

Varios candidatos de la organización independentista liderada por Elisenda Paluzie han desistido a pelear por una silla en el plenario de la cámara a días de que se dé el disparo de salida de la votación. En todos los epígrafes donde ha sucedido coincide que es donde existe una competencia destacada y resulta un reto mayor aunar apoyos para imponerse al rival.

Favorecer al presidente de Bon Preu

Fuentes cercanas a esta entidad reconocen que su gran objetivo es conseguir que las organizaciones de dinamización empresarial se conviertan en otro altavoz del secesionismo y que por ello es importante asegurarse que los representantes de esta opción política tengan el camino fácil. Para ello, se ha apostado por aunar esfuerzos en ciertos ámbitos con la candidatura encabezada por Enric Crous y que cuenta con el apoyo de Pimec, que quiere que su presencia en las cámaras de comercio vaya más allá de las sillas reservadas para los representantes de patronales.

Joan Font, presidente de Bon Preu que le ha ganado el pulso a su hermano Josep / BP

Joan Font, presidente de Bon Preu / BP

Los círculos más duros de la ANC consideran que las tesis de Crous son demasiado tibias, pero algunos de sus candidatos movilizan un apoyo más amplio en los sectores más politizados. Este es el caso del presidente de Bon Preu, Joan Font, que concurre a los comicios camerales en una de las categorías del grupo de Comercio y Reparaciones. En los últimos días ha dado un paso atrás y ha retirado su candidatura el propietario del grupo de restauración Nolla, Artemi Nolla, que se había presentado bajo el paraguas de la entidad independentista a través de la sociedad Il Caffe di Francesco.

ANC y Femcat

Algo parecido ha ocurrido en otros dos subepígrafes, donde Catgas Energía y David Folch, que se presentaba a título individual, también han dado un paso atrás. De nuevo, según estos interlocutores, para allanar el camino de otros compañeros que se presentaban bajo el paraguas de la ANC o impulsados por la patronal nacionalista Femcat, donde se gestó la lista presidida por Crous que después alcanzó un pacto con la patronal liderada por Josep González.

Esta candidatura también ha generado un pequeño terremoto por el impulso final que ha dado a una campaña muy alejada de lo que han sido hasta la fecha las elecciones empresariales en Cataluña. Crous y José María Torres, la cara visible de Pimec, han acabado con el fair play que había existido hasta la fecha y han puesto el foco en desacreditar a sus rivales. Para poder conseguir el máximo de apoyos posibles, han divulgado su propio manual de votación, en el que se contempla la controvertida delegación del voto que ha propiciado la denuncia de ANF Autoridad de Certificación por la presunta suplantación de identidad que promueve. 

Delegación del voto a los gestores

La candidatura de los independentistas más moderados asegura que existen “tres formas de votar” en los comicios camerales, tal y como indican en un documento al que ha tenido acceso Crónica Global. Además de explicar que del 2 al 7 de mayo a las nueve de la mañana estará abierta la votación electrónica por medios remotos con tan sólo un certificado digital y de forma presencial el día 8 del mismo mes, abren la posibilidad de realizar la “delegación y mandato de voto a tu asesor (gestor/abogado) si él tiene el certificado digital de tu empresa del 2 al 7 de mayo”. Incluso han habilitado un formulario para hacerlo posible.

Este paso ha dado alas a las quejas de que el diseño de las elecciones a las cámaras de comercio catalanas favorece la suplantación de identidad de los votantes a través de los certificados digitales que controlan los gestores, cuyo colegio profesional tuvo que salir al paso y emitir un comunicado en el que aseguraba que no iban a interceder para alterar los resultados electorales. El voto es personal e intransferible y la Secretaría de Estado para el Avance Digital, la Subdirección General de Servicios para la Sociedad de la Información --dependen del Ministerio de Economía y Empresa-- y la Agencia Española de Protección de Datos analizan si cualquier incumplimiento en este sentido es punible.

Empecinamiento del Govern

No sería un escenario inédito en las elecciones camerales catalanas. Un elector presentó un primer recurso ante el TSJC a finales de 2018 contra el reglamento electoral al considerar que el Govern incumplía la normativa estatal que obliga a dar mayor seguridad jurídica en la votación electrónica con un sistema de doble autentificación que la consejería de Empresa y Conocimiento, liderada por Àngels Chacón (JxCat), sólo ha querido aplicar en la jornada de voto presencial. Esto también ha provocado que desde la candidatura de Ramon Masià se ultime un segundo recurso contra todo el proceso.

Àngels Chacón, la consejera de Empresa y Conocimiento que se ha encargado del diseño de las elecciones en las cámaras de comercio / GOVERN

Àngels Chacón, la consejera de Empresa y Conocimiento que se ha encargado del diseño de las elecciones en las cámaras de comercio / GOVERN

La consejera y su equipo son conscientes de que el sistema de participación en remoto sólo con un certificado digital de actividad incumple los requisitos mínimos que el Estado ha marcado para los comicios camerales de todo el país. Así se lo hizo saber la Secretaría de Comercio y los responsables del Ministerio de Industria en una reunión que tuvo lugar la semana pasada. Con todo, la Generalitat ha hecho oídos sordos a esta demanda y mantiene las elecciones empresariales sin modificar una coma bajo la premisa de que ellos son la Administración que tutela el proceso. Afirma que si el empresariado catalán puede demostrar que ha habido pucherazo, que impugne entonces los comicios ante el TSJC.

Los ejecutivos catalanes están en pie de guerra en contra de esta decisión. Con todo, el empecinamiento de Chacón y de su círculo de confianza inmediato es máximo.