Menú Buscar
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, en un acto en la sede de la entidad independentista / EUROPA PRESS

La ANC lleva su activismo a una patronal de nuevo cuño

Presenta una organización “desacomplejadamente independentista” que usa un lema de Foment del Treball de 2013, ‘Anem per feina’

4 min

La ANC ha dado un paso más en su objetivo de permear en todas las organizaciones económico-sociales catalanas. La entidad procesista presidida por Elisenda Paluzie ha presentado este miércoles lo que anuncian que será la “primera patronal catalana desacomplejadamente independentista”.

Se ha presentado en sociedad con un nombre conocido entre el empresariado catalán, Anem per feina. Este fue el lema del gran acto empresarial que Foment del Treball organizó en 2013 para mandar un mensaje político al entonces president de la Generalitat, Artur Mas, sobre la necesidad de abandonar la vía de la secesión que se iniciaba en ese momento y apostar por un pacto fiscal. Lo impulsó Joaquim Gay de Montellà y en principio se tenía que celebrar en Fira de Barcelona y contar con más apoyos de organizaciones empresariales catalanas, aunque al final tuvo lugar en la sede de Vía Laietana y sólo con la gran patronal catalana y Fepime.

Mensaje político

Los secesionistas dejan claro que el objetivo de los nueva organización que se ha constituido es nítidamente político. Su responsable, David Fernández, ha manifestado que el reto de la ANC es el de “debilitar los pilares del Estado” y que por eso requieren de “herramientas propias”.

En esta lista se incluye la nueva patronal, el sindicato Intersindical-CSC o las diferentes candidaturas que presentaron en las últimas elecciones camerales, que les supuso un triunfo en Barcelona con un equipo liderado ahora por Joan Canadell. Todo ellos, incluidos en el programa Eines de País, cuyo nombre es ya significativo.

Metas que se persiguen

También se incorpora a esta iniciativa el portal que se abrió en verano que se reivindica como un censo de compañías amigas al procés para los consumidores independentistas. La plataforma que ha propiciado el rechazo del resto del empresariado catalán al considerar que se trata de una herramienta que promueve entre líneas el boicot.

Desde la ANC se intenta defender de forma pública que también se persiguen metas económicas más allá de los “compromisos de país”. Sus responsables señalan que se deben abordar cuestiones relacionadas con el “territorio, la sostenibilidad, la transparencia y la modernidad”.

Asociados iniciales

El portavoz de la llamada Comisión Fem República, uno de los verticales de la ANC, asegura que ya cuentan con 500 empresas asociadas y que la lista incluye “negocios de todo tipo”. Con todo, no ha detallado qué clase de actividades o perfiles se incluyen. Ni tampoco si se abre las puertas a la afiliación de tenedores de patrimoniales, comunes en las listas que los independentistas confeccionaron para llegar a las cámaras de comercio autonómicas.  

Anem per feina se presenta como una organización en la que conviven “empresarios, autónomos y emprendedores” y que cuenta con delegaciones en todo el territorio catalán. Básicamente, en los territorios con una presencia destacada de la ANC.