Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Botín, presidenta de Banco Santander / EP

Ana Botín, tajante sobre la concentración del sector: “No vamos a comprar bancos”

La presidenta de Santander aplaude el diálogo entre patronal y sindicatos, aunque insta al Gobierno a definir qué mercado laboral quiere antes de reformarlo

3 min

Santander tampoco será el banco que participe en el proceso de consolidación del sector en Europa ante el escenario continuado de bajos tipos de interés. La presidenta de la entidad, Ana Botín, despejó las dudas de forma tajante: “no vamos a comprar bancos”.

La ejecutiva ha comparecido ante los medios para presentar los resultados anuales del banco en 2019, año que ha calificado como muy bueno para la entidad pese a la caída de beneficios. Botín ha destacado el incremento de los ingresos, “algo que muy pocos bancos europeos han podido conseguir en el presente entorno de tipos de interés”.

Diálogo para reformar

Antes de abordar las preguntas de los periodistas, Botín destacó tanto el incremento del dividendo como la previsión de incrementar el beneficio por acción en los tres próximos años, a una media anual de un dígito alto. Una claves que han propiciado que el mercado haya reaccionado de forma positiva a las cuentas del grupo, con avances superiores al 4% después de media sesión.

Botín se pronunció sobre posibles medidas del nuevo Gobierno, como la revocación de la reforma laboral y el establecimiento de impuestos adicionales para la banca. Sobre el mercado laboral, la presidenta de Santander aseguró que lo más importante “es que haya diálogo y las medidas se tomen por consenso”, en referencia a la reciente decisión de elevar el salario mínimo a 950 euros.

No a impuestos específicos

Además, invitó al Gobierno a que mire los datos y los efectos de las medidas antes de decantarse por una en concreto y consideró que también debería “pensar qué modelo de mercado laboral quiere antes de reformarlo. El mundo laboral ha cambiado mucho en los últimos años y va a seguir haciéndolo en los próximos; un buen número de empleos actuales ya no va a existir dentro de poco y todo eso debe ser tenido en cuenta”.

Respecto a la cuestión fiscal, Botín defendió que Santander tiene una tasa efectiva fiscal del 35%, “que es de las más altas de la banca europea” y recordó que en 2018 el banco pagó 7.000 millones de euros en impuestos. “No creo que nuestro sector se merezca que se le aplique un impuesto específico”, sostuvo Botín.

Destacadas en Business