Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de Repsol, Antonio Brufau (izq.); y el consejero delegado, Josu Jon Imaz / EP

Amundi adquiere un 2% adicional de Repsol valorado en 230 millones

La gestora es una de las pioneras en incorporar sólidos criterios medioambientales en su política de inversión por lo que valora la estrategia de transición energética de la compañía española

4 min

El primer plan estratégico de Repsol encaminado al objetivo de ser neutra en carbono en 2050 ha recibido el respaldo de un inversor institucional relevante. Amundi, la mayor gestora de fondos de Europa por volumen de activos, ha incrementado su participación en la compañía con la adquisición de cerca de un 2% adicional, valorado a precios actuales en unos 230 millones de euros.

Con este movimiento, la entidad francesa alcanza el 4,5% del capital de Repsol, justo un año después de que aflorara por primera vez su posición en la empresa que preside Antonio Brufau.

Pionera medioambiental

Esa primera comunicación de Amundi como accionista significativo de Repsol se produjo apenas unos días después de que la compañía anunciara un histórico cambio de rumbo en su estrategia, basado en una firme apuesta por las energías renovables y por un notable recorte de las emisiones de gases contaminantes, en línea con las líneas marcadas en el Acuerdo de París contra el cambio climático.

Las inversiones de Amundi en Repsol responden a que la gestora es una de las pioneras dentro de su sector a la hora de establecer severos criterios medioambientales en su política de inversión. De hecho, la entidad gala anunció en su día que procedería a deshacer sus posiciones en aquellas compañías que no invirtieran de forma significativa en energías limpias y que basaran su modelo de negocio en combustibles fósiles.

5.500 millones en renovables

A finales del pasado noviembre, Repsol presentó al mercado su primer plan estratégico tras el histórico giro en su trayectoria, que incluye planes para invertir más de 18.000 millones de euros hasta 2025. De ellos, el 30% irá destinado a proyectos energéticos de bajas emisiones.

Con todo, uno de los pilares de este nuevo plan es el impulso de Repsol como actor de relevancia en el terreno de las energías renovables, con una inversión prevista hasta 2025 de 5.500 millones de euros. El objetivo de la compañía pasa por contar con una cartera de 7,5 gigavatios en 2025 y duplicarla en 2030 (con presencia en las tecnologías eólica, fotovoltaica y bombeo, en este último caso solo en España).

La mayor de Europa

Repsol prevé que esta cartera se incremente a un ritmo anual de 500 MW hasta 2025; posteriormente, se incrementará a más de un 1 GW por año hasta 2030, todo ello únicamente con crecimiento orgánico.

Números e intenciones que han llamado la atención de uno los grandes inversores mundiales. Amundi, gigante surgido a finales de la pasada década de la fusión entre las gestoras de Credit Agricole y Societe Generale, contaba con un volumen de activos bajo gestión de más de 1,6 billones de euros a finales de 2019, lo que le sitúa no solo como la mayor de su categoría en Europa, sino también como una de las principales empresas de inversión de todo el planeta.

Principales accionistas

Con este incremento, la participación de Amundi en Repsol se queda a escasa distancia de la de Blackrock, que roza el 5%. Por encima se sitúa JP Morgan, que aprovechó el desplome de la acción a comienzos de la pandemia para alcanzar casi un 7% del capital, en parte con productos derivados.

Como primer accionista sigue figurando Sacyr, con algo más del 8%, también en forma de derivados.