Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'fila cero' del acto de Foment del Treball y la Cámara de Comercio de Barcelona por El Prat / CG

Clamor empresarial para que las administraciones pacten la ampliación de El Prat

Los agentes económicos piden un "acuerdo" para activar el crecimiento del aeropuerto de Barcelona "incidiendo en las cuestiones medioambientales"

Ignasi Jorro / Manel Manchón
10 min

Clamor empresarial para que las administraciones públicas pacten la ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. El mundo económico barcelonés han llenado hoy el auditorio de la escuela de negocios Esade para pedir a todas las instituciones implicadas que desbloqueen e impulsen la inversión de 1.700 millones de euros con un gran "acuerdo" que respete las "cuestiones medioambientales". 

Los económicos han hecho hincapié en que la Ciudad Condal "necesita la ampliación del aeropuerto" con el fin de "competir" a escala global, ya no con Barajas, primer aeropuerto nacional, sino con ciudades aéreas rivales como las de Milán (Italia), Viena (Austria) o Tel-Aviv (Israel), entre otras. La ampliación de capacidades, han dicho ante un auditorio lleno de directivos y representantes corporativos, actuará de espoleta para la reactivación económica de Cataluña. Ello debe imponerse, han enfatizado, a la "cultura del decrecimiento", como la ha descrito Javier Faus, presidente del Círculo de Economía. 

Foment: "Pacto en España y con la Comisión"

Los patronos y portavoces del mundo económico han enviado un mensaje único: se impone un gran acuerdo. ¿Entre quién? "Entre Aena, la Generalitat de Cataluña y los ayuntamientos implicados: Barcelona, Gavà, Viladecans y Sant Boi", ha enumerado Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, una de las entidades convocantes. El ejecutivo ha dicho "" a la mesa de diálogo de El Prat que anunció el presidente catalán, Pere Aragonès (ERC), aunque ha avisado al jefe del Ejecutivo regional de que "no queda mucho tiempo, hay que decidir". 

El segundo gran acuerdo, una vez la cuestión se haya pactado en España, es otra entente "con la Comisión Europea". La mano tendida al gobierno comunitario debería servir para "modificar la protección ambiental" para que El Prat crezca invadiendo el espacio natural de La Ricarda, pero "compensando" esta pérdida con la creación de otro espacio protegido. A este respecto, Sánchez Llibre ha reconocido que la intervención en el aeropuerto de Barcelona "debe ser sostenible", pero ha recordado también que hay que desbloquear la obra para "evitar la decadencia económica" de la segunda mayor ciudad española. 

Cámara: "El coste de no ampliar es muy grande"

A su vez, Mónica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona, ha enfatizado cuatro aspectos que ella ve mollares en el plan de actuaciones para la ciudad aeroportuaria. "La creación de valor añadido en Cataluña, la exigencia medioambiental del proyecto, el enraizamiento territorial y el coste de oportunidad de no acometer la inversión", ha citado la directiva. Roca ha avisado a los patronos presentes, sí, pero también a un grupo de manifestantes contrarios a la obra que se han congregado a las puertas de Esade, que "no ampliar El Prat no liberará recursos para actuaciones sociales, hay que pelearlos todos". 

A colación de ello, la también empresaria ha indicado que "el coste de oportunidad de no permitir el crecimiento es muy grande". Bajo su punto de vista, "hay que aprovechar esta oportunidad", aunque teniendo en cuenta los "aspectos medioambientales". Ello pasa por crear otra reserva natural como la que colisiona con una de las obras previstas en el paquete de actuaciones: la elongación de la tercera pista del aeropuerto

Círculo: "La tercera pista no puede ser en Girona"

Por su parte, el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, ha "agradecido" a los directivos y grupos empresariales que en su momento "apostaron por Barcelona" con Vueling. "Estamos en deuda con ellos, con Carlos Muñoz, que luchó por la ciudad, y con Planeta, que ayudó a financiar la operación", ha señalado. El también directivo de inversión se ha referido a las cuestiones operativas. "La tercera pista de El Prat --pendiente de alargar-- no puede estar en Girona, a 100 kilómetros de distancia. Debe estar en Barcelona, sin desmerecer los aeropuertos de Girona y Reus, que deben tener su propio plan de negocio", ha propuesto Faus

En el capítulo de la batalla por el relato, el también presidente de Meridia Capital ha invitado a los presentes a librar un combate por "el crecimiento sostenible y ordenado, pero no permitir que la apología del decrecimiento gane a la opinión pública". El ejecutivo ha valorado que "no nos podemos permitir decrecer: hay que crecer de forma sostenible para poder reducir la huella ambiental". Esta vía, el decrecimiento, es la que promueven algunos partidos y plataformas escorados de la izquierda política, como Barcelona en Comú, partido de Ada Colau, que es contrario a la ampliación

Presencia política de mínimos

El acto de hoy en Esade lo han abierto Koldo Echebarría, director general de Esade, y Andreu Mas-Colell, exconsejero catalán de Economía y Conocimiento. El evento ha sido parecido a otro celebrado en 2007 en la otra gran escuela de negocios de Barcelona: Iese.  En esta ocasión y tras algunas negociaciones entre bambalinas, los convocantes, apoyados por las grandes empresas con presencia en Cataluña, se han ceñido el mensaje de que "deben ser escuchados". 

Por diversos motivos han faltado representantes políticos: el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró (Junts), se encontraba en el Parlamento catalán en la primera sesión de control del Ejecutivo autonómico. Del Ayuntamiento de Barcelona tampoco se ha visto a Jaume Collboni, primer teniente de alcalde, ni a la propia alcaldesa, Ada Colau. La primera edil no solo no ha asistido, sino que ha contraprogramado la sesión con la visita de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.   

La empresa, en pleno

El mundo económico sí ha respondido. La fila cero del acto de Esade por la ampliación de El Prat la componían Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball; Mónica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona; Josep Mateu, presidente del Racc; Javier Faus, presidente del Círculo de Economía; Andreu Mas-Colell, exconsejero de Economía; Antoni Cañete, presidente de Pimec; Marco Sansavini, presidente de Vueling; Gerard Esteva, presidente de la Ufec; Aurora Catà, máxima directiva de Barcelona Global y Koldo Echebarría, director general de Esade. 

Por parte del mundo de la empresa​ han asistido Javier Godó, presidente-editor de La Vanguardia, Antoni Brufau, presidente de Repsol; Rafael Villaseca, consejero delegado de Gas Natural; Jordi Gual, presidente no ejecutivo de Caixabank; Jaume Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell; José Creuheras, presidente de Planeta; Aitor Moll, consejero delegado de Prensa Ibérica; Germán Castejón, miembro del consejo de Andbank;  Jorge Gallardo, presidente de Almirall; Salvador Alemany, presidente de Saba; Josep Martínez Vila, consejero delegado de la firma de aparcamientos;  José Luis Bonet, presidente de Grupo Freixenet; Miquel Roca, socio fundador de Roca Junyent; Ángel Simón, presidente de Agbar; Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex, Fernando Candela, jefe de transformación de Level y Rubén Sans, presidente de l'Aijec, entre muchos otros.