Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen aérea del Aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona El Prat / EFE

El partido de Colau vetará el uso de fondos europeos para ampliar El Prat

BComú tilda de "bacanal de sectores del pasado" los proyectos de renovación del aeropuerto y el Puerto de Barcelona

3 min

El partido de Ada Colau ha avisado hoy martes, 26 de enero, de que vetará el uso de los fondos europeos para el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. BComú, fuerza de la alcaldesa, ha tildado de "bacanal de sectores del pasado" los proyectos de ampliación del hub aéreo barcelonés y el Puerto de Barcelona. 

Lo ha dicho su portavoz, Enric Bárcena, en un debate ecologista preelecciones autonómicas del 14 de febrero. A preguntas del moderador, Bárcena ha avisado de que "rechazamos que se utilicen los fondos europeos para más puertos y aeropuertos". Según el dirigente político, la propia configuración de los fondos comunitarios Next Generation "lo impide". 

"Una bacanal del pasado"

Lo que es más: el portavoz del partido de la primera edil de Barcelona ha cargado contra la "bacanal de sectores del pasado" que supondría según él la inyección de dinero procedente de los fondos de reactivación económica a las infraestructuras de transporte. "Debemos invertir en la economía del futuro", ha prescrito el activista.

¿Cómo se debería gastar el dinero? "En la descarbonización de la industria catalana para ganar competitividad y en el transporte, con especial hincapié en el transporte público", ha enumerado Bárcena. 

El Hermitage: "Especulación"

Según el representante de En Comú Podem al Parlamento catalán, Puerto y aeropuerto estarían "observando el espacio que los rodea como una zona de la que sacar provecho". En este marco ha situado Bárcena el proyecto de apertura de una subsede del Museo Hermitage en Barcelona, que ha criticado como "especulación". 

Cabe recordar que la ampliación de El Prat está prevista en el Plan Director de la instalación, que presentó el Gobierno en 2018. La falta de consenso político, primero, y la pandemia, después, han retrasado las obras de la terminal satélite, que aumentaría la capacidad de las pistas hasta los 70 millones de pasajeros al año. Pese a esta demora, los agentes económicos han apremiado al Ejecutivo a acometer una obra que ven "necesaria".