Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Luis Amodio, presidente de OHL, y Mauricio Amodio, consejero dominical / OHL

Los Amodio prolongan la viabilidad de OHL al inyectar capital y reestructurar deuda

La compañía acuerda la extensión del vencimiento de los bonos hasta 2025 y 2026, con una quita de al menos el 10% y una nueva emisión que llevará a cabo una filial de nueva creación

3 min

Aire para OHL al inicio de este complicado 2021. Su primer accionista, la familia Amodio, asegura la viabilidad de la compañía a medio plazo con una inyección de capital de 37 millones de euros y, aún más importante, con un acuerdo con los bonistas para la reestructuración de la deuda, con el fin de reducirla mediante quitas y una capitalización parcial y extender el vencimiento de los bonos.

La operación, cuyos términos deberán aprobar la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la junta de accionistas de la compañía, derivará en el nacimiento de Nueva OHL, una filial de nueva creación llamada a tomar el relevo de la actual y que será la encargada tanto de asumir los negocios a futuro del grupo como de emitir la nueva deuda con la que se amortizará la actual.

Entrada de los acreedores

La maniobra se llevará a cabo a través de una primera ampliación de capital por 35 millones de euros, en la que podrán participar todos los accionistas de la compañía, seguida de una segunda, reservada en este caso a los Amodio y al fondo Tyrus Capital, con el fin de que completen sus compromisos con la compañía de 37 millones y 5 millones de euros, respectivamente.

En paralelo, la deuda se reestructura gracias al acuerdo alcanzado con los bonistas que consiste en una quita de, al menos, el 10% y la capitalización de parte de la deuda por compensación de créditos que se articulará también mediante una ampliación de capital que dará entrada en el accionario de la empresa a los acreedores.

Nueva OHL

OHL amortizará las dos emisiones vivas que mantiene en la actualidad, con vencimientos en 2022 y 2023 y un saldo conjunto de 593 millones, con la emisión de nuevos bonos. Estos, que totalizarán un máximo de 488,3 millones de euros, tendrán sus vencimientos en 2025 y en 2026.

La emisión la llevará a cabo Nueva OHL, una filial creada a los efectos y sobre la que descansará buena parte del negocio del grupo que se desarrolle a partir de ahora, sin las ataduras del pasado.

Desplome en bolsa

El movimiento deberá contar con el respaldo de la banca acreedora, cuyas complicadas relaciones con los fundadores y antiguos accionistas principales de la compañía, la familia Villar Mir, fueron el detonante para el relevo tanto en el capital como en los órganos de gobierno de la empresa.

Esta incertidumbre, junto al notable descuento que presentan las ampliaciones de capital citadas, llevan a los títulos de OHL a sufrir una caída superior al 11% en la sesión bursátil de este jueves.