Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Presentación del Agroparc Penedès de Ametller Origen en la sede de Foment del Treball, en Barcelona / CARLOS MANZANO - CRÓNICA GLOBAL

Ametller invierte 180 millones en crear la primera ciudad agrosuficiente de Europa

La compañía impulsará a través del Agroparc Penedès un nuevo sistema de producción de hortalizas industrial con emisiones de CO2 negativas

5 min

Ametller Origen rediseña la primera ciudad agroalimentaria autosuficiente de Europa. Entre Gelida y Sant Vicenç d’Hortons, ambos en la provincia de Barcelona, se alzará tras la reformulación del proyecto inicial, el primer distrito agroindustrial de energía positiva y CO2 negativo de Europa: el Agroparc Penedès. Para ello, la compañía y sus colaboradores invertirán 180 millones de euros en una superficie de 258 hectáreas con los que pretenden crear 3.100 puestos de trabajo.

El Agroparc Penedès se formulará como una nueva ciudad al estilo de las colonias industriales catalanas que reforzaron durante los siglos XIX y XX la región como locomotora de España, aunque, en este caso, sin residentes en su recinto. Todo ello, según ha explicado el consejero delegado y cofundador de Ametller Origen, Josep Ametller, se realizará mediante la integración en un único espacio de agricultura, ganadería, agroindustria y energías renovables. La primera fase se espera que entre en funcionamiento a principios de 2023 y finalizar el proyecto entre 2025 y 2026.

Producción de proximidad

La empresa de tiendas y producción de proximidad catalana siempre ha presumido del “eje mediterráneo” del que proceden sus hortalizas y frutas. La pretensión es fomentar este modelo de negocio frente a la exportación de vino de la DO Penedès o de la fruta originaria de la provincia de Lleida. Así lo ha explicado el máximo directivo de Ametller, que ha asegurado que “el consumo actual de hortalizas es muy superior a la capacidad de producción del sector”. De hecho, la superficie de cultivos de este tipo no supera el 1,2% de los campos de cultivo en Cataluña.

Acto de presentación del proyecto en la sede de Foment del Treball, en Barcelona. De izquierda a derecha: el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre; el ceo de Ametller Origen, Josep Ametller; el chief strategist officer de Agbar, Narciso Berberana; el director general de Carburos Metálicos, Miquel Lope; y el arquitecto responsable del proyecto, Joan Batlle / AMETLLER ORIGEN

 

 

Acto de presentación del proyecto en la sede de Foment del Treball, en Barcelona. De izquierda a derecha: el presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre; el consejero delegado de Ametller Origen, Josep Ametller; el chief strategist officer de Agbar, Narciso Berberana; el director general de Carburos Metálicos, Miquel Lope; y el arquitecto responsable del proyecto, Joan Batlle / AMETLLER ORIGEN

Este aumento de la producción por parte de la catalana pretende ser un antes y un después en el modelo de cultivo, a nivel energético y económico, con dos alianzas estratégicas con Agbar y Carburos Metálicos. La cooperación con la compañía de aguas pretende reutilizar el 100% del agua que se utiliza para el riego y el mantenimiento de los sistemas hidráulicos; mientras la de carburantes reformará los residuos orgánicos en biogás e hidrógeno, para que los vehículos de transporte de Ametller tengan emisión cero en el medio ambiente.

Cambio de modelo agroalimentario

El proyecto de construcción del Agroparc Penedès, con ejemplos de sistemas similares implantados en los Países Bajos e Israel, pretende generar una actividad productiva valorada en 433 millones de euros y duplicar la plantilla actual de Ametller Origen. Sumaría 3.100 nuevos empleados a los 2.700 trabajadores actuales. Bajo la premisa de “integración paisajística de las actividades”, según ha detallado el arquitecto responsable del proyecto, Joan Batlle.

Para este cambio de paradigma será necesaria una pedagogía en la sociedad, especialmente en la catalana como principal mercado del grupo. Para ello, el Agroparc acogerá visitas y permitirá a los ciudadanos recolectar su propia fruta, además de entrar en las dos granjas de ovejas y cabras, la zona industrial de manufactura de los productos primarios que surgen del recinto y el resto de equipamientos. iAgrithec será el instituto de agricultura tecnificada, con convenios con universidades locales e internacionales, que será utilizado como centro de formación e investigación para seguir la mejora de este nuevo modelo producto de la industria agroalimentaria.