Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fernando Henar (i), el hombre de Egara en Aragón; una ambulancia de la UTE y David Madí (d) / CG

Ambulancias Egara impaga de nuevo a la plantilla por el lío entre los socios

Los hombres de David Madí en la transportista catalana dejan colgados a 325 trabajadores, pese a que aspiran a otro contrato público de 127 millones

8 min

La guerra que libra Ambulancias Egara contra su socio en Aragón ya tiene consecuencias tangibles. Los hombres de David Madí en la empresa catalana de transporte sanitario se han visto involucrados en otro lío al impagar la nómina de julio a 325 trabajadores de la unión de empresas del transporte sanitario no urgente (TSNU). Eso pese a que Egara aspira a otro macrocontrato público en la comunidad autónoma aragonesa: el de rescate urgente, con un presupuesto de 127 millones. 

Según un comunicado de CSC y CGT de la UTE Transalud --formada por Egara y Ambulancias Maiz-- al que ha accedido este medio, los empleados alertan de que "aún" no les "han pagado la nómina de julio estando a día 8 de dicho mes, cuando el convenio dice que se tiene que pagar el ultimo día de mes". El impago cabalga a otros anteriores que tuvieron lugar el año pasado y que terminaron con un acta de infracción grave levantada por la Inspección de Trabajo, a la que también ha accedido Crónica Global

Presuntos incumplimientos

Ahora, la parte social alerta de que la UTE de Egara estaría incumpliendo otros requerimientos del pliego de contratación, como la entrega de ropa de trabajo y que no supla vacaciones o bajas médicas. Ello provocaría un menor número de ambulancias en servicio, con "esperas mayores para personas que acuden a rehabilitación, por ejemplo". 

transalud aragon egara
Imagen de una empleada de la UTE Transalud, que participan Egara y Maiz / Cedida

Este medio contactó ayer con el jefe de Financiación y Tesorería del Gobierno de Aragón, José Luis Barraguer, que aseguró que "desconocía el problema" de Transalud. El alto cargo sí admitió que "no es la primera vez que pasa". Contactado oficialmente, el Ejecutivo regional no respondió. 

"Es por la guerra con Maiz, su socio"

A su vez, preguntada por este medio, Ambulancias Egara no contestó ayer a Crónica Global. Otras fuentes del sector sí lo hicieron, subrayando que el nuevo impago de nóminas de la UTE del transporte sanitario no urgente en Aragón "es uno más y se debe a la guerra entre socios que tiene Egara con su partner en la UTE, la vasca Ambulancias Maiz". Según estas fuentes, el pulso entre las dos firmas que son teóricamente socias está provocando incumplimientos en los pliegos, además de los citados retrasos en las nóminas. 

Como detalló este medio, Egara viene librando una batalla con su aliado desde que tomara el control del transporte sanitario no urgente en Aragón en 2020. El tuercebrazos incluye un cisma en el consejo de gerencia y se plasma en, por ejemplo, el nombramiento de Fernando Henar como jefe territorial de la UTE. Henar es un hombre que viene del sector del juego. 

Son los hombres de David Madí

Precisamente, recuerdan las mismas fuentes, la cúpula actual de Ambulancias Egara también viene del sector de los recreativos. La dirigen Fermí Ferran Calzada, ex director de seguridad de la multinacional del juego Cirsa, y Álex García Gascón, ex jefe de Control de Riesgos del FC Barcelona, entre otros cargos. Ambos son hombres del empresario independentista David Madí. Entraron en Egara en junio de 2016, según el Registro Mercantil. 

Eso oficialmente. Fuentes del sector detallan que Madí "controló Egara desde la sombra tras Ferran y García" al menos hasta su detención en el marco de la Operación Voloh de presunta corrupción en el empresariado independentista en 2020. El también ex secretario de Comunicación del Govern con CiU "teledirigía Egara" y Ferran y García ejecutaban sus decisiones. 

Aspiran a otro contrato público de 127 millones

La gestión de los dos hombres al frente de Egara ha sido controvertida. No solo por el impago de la nómina de julio en Aragón, sino por su desempeño en el concurso de transporte sanitario de Cataluña, donde opera tres lotes, como detalló este medio en 2016. Pese a las controversias, el nuevo equipo de la confianza de Madí en la transportista catalana se ha expandido a Aragón, con los problemas citados, y a Andorra. En el Principado pirenaico ha ganado el contrato de transporte no medicalizado junto a Valira y Carlemany. No ha podido comenzar a prestar el servicio porque no le llegan los vehículos. Ha demorado el inicio de prestación hasta el 1 de septiembre. 

El excargo de CiU David Madí, y ambulancias TranSalud, la UTE de Egara en Aragón / CG
El excargo de CiU David Madí, y ambulancias TranSalud, la UTE de Egara en Aragón / CG

Los problemas en la comunidad vecina y el microestado no son óbice para que Ambulancias Egara aspire a ganar otro contrato público: el de 127 millones de euros para el transporte urgente en Aragón. Está en pleno procedimiento de adjudicación en estos momentos. 

Ya pasó con Lafuente

Y eso que está tratando de canibalizar a su socio en esta región: Maiz. Ambulancias Egara estaría emulando en Aragón lo que ya hizo en Cataluña: presentarse a un gran concurso de transporte sanitario en UTE con otra empresa para, después, devorarla. Ocurrió con la histórica Ambulancias Lafuente, una pequeña firma histórica con sede en Rubí (Barcelona) con la que la egarense concurrió a la licitación de ambulancias en Cataluña, ganando tres lotes. Directivos del sector recuerdan que Egara, ya con Ferran y García al frente, "asfixió" a su socia, privándola de parte de los fondos que les inyectaba la Administración. 

Finalmente, Lafuente fue a concurso de acreedores. Egara absorbió la unidad de negocio de transporte sanitario y, Sagalés, la no vinculada a lo médico. "Ferran y García --los hombres de Madí-- estarían haciendo con Maiz en Aragón lo mismo que hicieron con Lafuente en Cataluña. Con la diferencia de que ahora han encontrado resistencia", concluyen.