Menú Buscar
El hotel Asur Istantilla e Iñaki Gabilondo (en la imagen), presidente de la firma.

Ámbito Sur Hoteles hace un roto de 90 millones a bancos e instituciones

La hotelera andaluza tendrá que hacer quitas de deuda del 50%

Ignasi Jorro
3 min

Ámbito Sur Hoteles (Asur) ha hecho un roto de 90 millones de euros a bancos e instituciones. La cadena de alojamiento andaluza ha atrapado a entidades financieras y acreedores públicos en un enmarañado concurso cuya resolución es incierta. La operadora tiene hasta el tercer trimestre del año para presentar un convenio con un plan de viabilidad o se encaminará hacia la liquidación.

La mercantil, con dos activos en cartera en Lepe (Huelva) y la Línea de la Concepción (Cádiz) pidió la suspensión de pagos voluntaria en julio del año pasado. En octubre, el juzgado Mercantil número 2 de Sevilla declaró comenzado el concurso de acreedores.

El informe de activos y pasivos, al que ha podido acceder este diario, muestra que los reclamantes solicitan unos 90 millones de euros a la sociedad, demanda que ha puesto en un brete a la firma que preside Iñaki Gabilondo Zaragüeta.

"Quitas del 50%"

Fuentes cercanas al concurso indican que Asur tendrá que beneficiarse de quitas del 50% para seguir siendo viable. "El valor de los activos supera ligeramente al de los pasivos, pero ello no salvará a la cadena. Con frecuencia, los bienes se deterioran cuando se procede a colocarlos en el mercado", aseguran los expertos consultados.

Se da la circunstancia que los dos hoteles que tiene los financió con créditos hipotecarios, lo que hace probable su entrega a los bancos. "Asur es propietaria de dos hoteles que funcionan bien, pero que le obligaron a apalancarse fuertemente. Es improbable que esos préstamos se amortizen", advierten los mismas voces cercanas al proceso.

Actualmente, el cuatro estrellas Campo de Gibraltar está abierto, mientras que el resort de Lepe, de la misma categoría, yace inactivo. "Ya se han acercado operadores interesados en gestionarlos. Otra cosa es su propiedad. Si Asur ni la mantiene ni los explota, ¿qué le quedará como empresa?", se preguntan los expertos consultados.

21 'kilos' a Cajasur

La gestión del equipo de Gabilondo al frente de Ámbito Sur ha dejado agujeros al erario público y entidades bancarias. Uno de los mayores damnificados por la insolvencia de la cadena es Cajasur (Kutxabank), que notifica una deuda superior a los 21 millones de euros.

Además, la hotelera debe más de 10 millones a la Sareb, que proceden de préstamos concecidos por Bankia.

Con respecto a las deudas a instituciones públicas, la firma ha dejado a pagar 1,8 millones a la Seguridad Social, más 1,3 millones de euros a la Agencia Tributaria. De hecho, la sociedad aparece en la lista de morosos que publicó el organismo el pasado 23 de diciembre, y que adeudan un total de 15.600 millones a las arcas públicas.