Menú Buscar
Imágen de uno de los trenes de los Ferrocarriles del Vallès, cuyos títulos se reducirán a la mitad de precio gracias a la unificación de coronas del transporte público que hace la AMB con 18 municipios / GENCAT

El AMB unifica la primera y la segunda corona de transporte público en sus ordenanzas

El pleno extraordinario de octubre valorará una modificación del tributo que se paga en este sentido, además de enmendar la comercializadora de energía de Colau

16.10.2018 00:00 h.
6 min

El Consejo del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) tiene previsto este martes aprobar las primeras ordenanzas fiscales de la institución que contemplan unificar la primera y la segunda corona del transporte público de la zona. Es decir, que en 18 municipios como Sant Cugat del Vallès, Badia del Vallès o Castellbisbal, los títulos integrados de viajes que se deben comprar para ir hasta la capital catalana o cualquier otra ciudad de su alrededor pasen de los 20,10 euros a los 10,20 euros en el billete más popular, la T-10.

Se trata de un cambio muy reivindicado por estas localidades y que anunció el vicepresidente de Transporte de la institución supramunicipal, Antoni Poveda (PSC), en Crónica Global en marzo. El paso en firme hacia esta modificación tarifaria se dará mediante una modificación del Tributo Metropolitano que se ha incorporado en el orden del día de la sesión extraordinaria que tendrá lugar a lo largo de la mañana.

Cobro del tributo

Las nuevas localidades que se unirán a la primera corona tarifaria del transporte público deberán incorporar el gravamen, ya que no todas ellas forman parte de la institución supramunicipal. Tanto el impuesto en sí como la revalorización del 2,2% que se le aplicará, en línea con el incremento del IPC.

¿Cómo se cobrará el tributo? Serán los 18 ayuntamientos afectados los que tendrán la última palabra de la fórmula que eligen. La línea general del AMB es que se replica en el IBI anual. Aunque también se puede crear un impuesto específico para este fin, incorporarlo en alguna otra partida de las respectivas ordenanzas fiscales municipales o que el consistorio lo liquide directamente con la institución supramunicipal. La cuestión se deberá dirimir en cada uno de los plenarios.

Subida del 5,25% de la TMTR

En cuanto al resto de la planificación tributaria que ha hecho la institución presidida por Ada Colau, ya que la alcaldía de Barcelona le proporciona la primera silla del AMB, será repercutir el IPC en el resto de impuestos supramunicipales. Sólo uno de ellos superará el 2,2% que se aplica casi de forma lineal, la llamada Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos (TMTR).

A este gravamen se le aplicará otro 3,05%, el coste de la subida del canon anual de la Agencia de Residuos metropolitana. Cabe tener en cuenta que ambas revalorizaciones impositivas salen del mismo departamento de la institución, de la vicepresidencia de Medio Ambiente liderada por Eloi Badia (BComú).

Enmienda a la comercializadora de energía

Finalmente, la sesión extraordinaria del AMB también servirá para enmendar las promesas que hizo en su día Colau con la puesta en marcha de la comercializadora de energía de Barcelona. El último punto del orden del día de la sesión será someter a consideración del Consejo la memoria que justifica el “ejercicio de la actividad económica de libre competencia” que llevará a cabo la empresa pública Tractament i Selecció de Residuos, SA (TERSA).

Es decir, la comercialización pública de energía mediante la revalorización de residuos que se hace en la planta del Fórum. Esta actividad está en el foco de una investigación judicial, ya que los vecinos de la zona denunciaron la empresa en abril ante la Fiscalía por la contaminación que provocaba.

El movimiento burocrático que se da en el AMB confirma que el anuncio de la alcaldesa de Barcelona que un total de 20.000 hogares recibirán energía de esta planta a partir del próximo enero es verdad sólo en parte. El objetivo numérico se mantiene, pero se puntualiza que serán viviendas de toda el área metropolitana y no sólo de la capital catalana. 

Aprobación de ordenanzas en diciembre

Se prevé que el Gobierno tripartito del AMB --BComú junto al PSC y ERC-- saque adelante sin problemas la aprobación inicial de las ordenanzas fiscales de 2019. El calendario da margen a la exposición pública de 30 días del proyecto, hecho que propiciará que su validación definitiva llegue en el Consejo metropolitano de diciembre.

Salvo sorpresas de última hora, estarán activas el 1 de enero del año próximo. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información