Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un taxista de Barcelona frente a su vehículo / CG

El AMB amenaza ahora con multas a los taxis que trabajen para Uber

La administración asegura que la 'app' "quedará cuestionada" si no valida su tarifa fija, aunque la plataforma ya opera con taxímetros

4 min

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha amenazado hoy con multas de hasta 1.250 euros a los taxistas que trabajen para Uber, que ha regresado a Barcelona de la mano del taxi la mañana del martes. 

En una nota, la institución supramunicipal ha desafiado el requerimiento enviado por la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco) y ha asegurado que Uber debe validar la tarifa cerrada 3 para poder operar, pese a que la tecnológica ya trabaja con taxímetros, como otras plataformas que intermedian en el taxi, como FreeNow. Si no da ese paso, cree el Área que la aplicación de Uber "podría quedar cuestionada". 

Requerimiento enviado

La Administración local ha asegurado que "ha enviado un requerimiento" a "los responsables de esta plataforma" para que "completen el proceso de validación" de la tarifa de precio cerrado (T3) que fija el Instituto Metropolitano del taxi (Imet), dependiente del AMB

Según el Área, "hay dos temas clave pendientes de resolución", que tienen que ver con la "garantía de la transparencia de la tarifa al usuario en relación al kilometraje y el precio a pagar, así como la identificación del taxi que ha realizado el servicio". Solo una vez "modificados estos parámetros" podrá el Imet "dar por validada" la tarifa a precio cerrado. "Y Uber podrá operar como establecen las normas", asegura la misma institución. 

Amenaza con multas

En ningún momento entra el AMB a debatir si Uber puede operar solo con taxímetros, tal y como lo está haciendo desde hoy. Sí advierte a los conductores que estén trabajando para el grupo de movilidad y que "no den la opción de precio cerrado", de que "se les abrirá un expediente informativo para analizar si el comportamiento deviene una infracción". 

Si ello es así y el expediente deriva en sanción por "incumplimiento del sistema tarifario" --cita el AMB el artículo 53.3 del Reglamento Metropolitano del Taxi--, el Área e Imet podrían castigar a los colaboradores de la plataforma con multas de entre 251 y 1.250 euros. 

Uber: "Legal desde 2016"

Preguntado por la cuestión, un portavoz de Uber ha indicado que "nuestro servicio de intermediación de taxis en Barcelona es completamente legal, como dice el decreto 314/2016 de la Generalitat de Cataluña", en referencia al texto de intermediación del sector aprobado por el Govern cinco ejercicios atrás. 

La misma fuente recuerda que la normativa "establece claramente que para operar un servicio con taxímetro en Barcelona es necesaria una notificación previa, y no una autorización del AMB". 

Desafío a Competencia, al Govern y a Colau

De hecho, el comunicado del AMB va en dirección contraria a lo comunicado hasta ahora por la Acco, el Gobierno catalán y la propia alcaldesa de Barcelona y presidenta del Área, Ada Colau. Todos ellos van validado el modelo de regreso de Uber a Barcelona, pues la tecnológica se acoge al decreto autonómico de intermediación del taxi de 2016. 

Ese texto, en vigor según el Departamento de Territorio, permite a Uber o cualquier otra empresa intermediar en el taxi de Barcelona mediante una comunicación previa de inicio de actividad. La compañía la entró en noviembre de 2020.